Prevén regreso de abrazos en Inglaterra al relajar medidas

Inglaterra está cerca de volver a los abrazos.

Inglaterra está cerca de volver a los abrazos.

Se espera que el primer ministro británico Boris Johnson autorice ese contacto humano que todos extrañan cuando anuncie la siguiente ronda de relajamiento de medidas el lunes ante un declive marcado en nuevos contagios de coronavirus.

El Reino Unido ahora registra alrededor de 2.000 nuevos casos de coronavirus al día, mucho menos que la cantidad máxima diaria de cerca de 70.000 en enero. Los fallecimientos por COVID-19 en un periodo de 24 horas también han disminuido, y el domingo sólo se registraron dos.

El nivel de alerta en el país fue bajado de cuatro a tres el lunes después de una caída constante de casos, hospitalizaciones y decesos. Esto significa que la propagación del virus ya no es considerada alta o potencialmente al alza, aunque continúa estando en circulación general.

Si bien los abrazos entre familiares serán permitidos de nuevo a partir del 17 de mayo, se prevé que Johnson subraye que debería hacerse con cuidado, debido a nuevas variantes del virus que podrían evitar la inmunidad proporcionada por la campaña exitosa de vacunación en Gran Bretaña.

También se espera que Johnson confirme que familiares distintos podrán reunirse en zonas interiores tanto de hogares como de bares y restaurantes. Sin embargo, tales reuniones serán entre un máximo de seis personas o entre dos grupos diferentes de familiares, en caso de ser un número mayor. Se cree que los límites de reuniones al aire libre serán incrementados a 30 personas.

Se prevé además la reapertura de las actividades de entretenimiento en áreas cerradas como salas de cine, zonas de juegos infantiles, deportes que se practican en grupo por adultos, clases de ejercicios y hoteles.