ONU: Mueren 5 migrantes, 700 son interceptados en Libia

Al menos cinco personas, incluidos un niño y una mujer, murieron en el naufragio de una embarcación que llevaba al menos a 45 migrantes que zarparon de Libia en dirección a Europa, según dijo el l...

Al menos cinco personas, incluidos un niño y una mujer, murieron en el naufragio de una embarcación que llevaba al menos a 45 migrantes que zarparon de Libia en dirección a Europa, según dijo el lunes un funcionario de la agencia migratoria de Naciones Unidas. Es un nuevo desastre en el Mar Mediterráneo que afecta a migrantes que buscan una vida mejor en Europa.

El naufragio ocurrió el domingo, indicó Safa Msehli, vocera de la Organización Internacional para las Migraciones. Pescadores de la zona rescataron a 40 migrantes y los llevaron de vuelta a la costa.

Ese bote era una de las nueve embarcaciones con más de 700 migrantes interceptadas por la guardia costera libia después de zarpar del país norteafricano.

Los migrantes fueron trasladados a abarrotados centros de detención, donde la agencia de la ONU temía que sufrieran violaciones de derechos y vieran amenazada su vida, añadió la portavoz.

En los últimos años, Libia se ha convertido en un importante punto de tránsito para los migrantes que huyen de la guerra y la pobreza en ífrica y Oriente Medio. El país petrolero se sumió en el caos tras un alzamiento respaldado por la OTAN en el que el veterano mandatario Moamar Gadafi en 2011 fue derrocado y asesinado.

Al menos 11 migrantes murieron ahogados este mes cuando una lancha hinchable que navegaba hacia Europa con dos docenas de personas naufragó cerca de Libia. En abril se registró otra tragedia en la que se dio por muertos al menos a 130 migrantes, en uno de los peores desastres de los últimos años en la transitada ruta.

En las últimas semanas han aumentado los cruces y los intentos de hacer la travesía desde Libia. En lo que va de año, unos 7.000 migrantes fueron interceptados y devueltos a Libia cuando intentaban viajar a Europa, según el conteo de la OIM.

Los contrabandistas suelen hacinar a familias desesperadas en lanchas mal equipadas, que se quedan a la deriva en la peligrosa ruta por el Mediterráneo central. En los últimos años, cientos de miles de migrantes han llegado a las costas europeas, ya fuera por sus medios o tras ser rescatados en el mar.

Miles de personas se han ahogado en el viaje. Otras fueron interceptadas y devueltas a Libia para quedar a merced de grupos armados o confinadas en precarios centros de detención donde faltan comida y agua, según grupos humanitarios.