Gobierno escocés impulsará otro referendo independentista

El Partido Nacional Escocés (SNP) por sus siglas en inglés) ganó el sábado las elecciones parlamentarias por cuarta vez consecutiva e insistió en que impulsará otro referendo sobre la independen...

El Partido Nacional Escocés (SNP) por sus siglas en inglés) ganó el sábado las elecciones parlamentarias por cuarta vez consecutiva e insistió en que impulsará otro referendo sobre la independencia de Escocia frente a Gran Bretaña aun cuando se quedó a una banca de lograr la mayoría.

Los resultados finales de los comicios del jueves mostraban que el SNP ganó 64 de las 129 bancas del parlamento escocés con sede en Edinburgo.

Los resultados amplían el dominio del SNP en la política escocesa desde que llegó a poder en 2007.

Otros resultados de las diversas elecciones del superjueves en Gran Bretaña se concretaron el sábado, incluida la victoria del Partido Laborista en las elecciones legislativas de Gales. Sadiq Khan, laborista, fue reelegido alcalde de Londres.

Los comicios con la implicación más importante fueron los de Escocia, porque podrían allanar el camino para que esa nación se separe de Gran Bretaña. El gobierno descentralizado goza de amplios poderes pero la decisión final sobre muchos asuntos económicos y de seguridad recaen en el gobierno británico en Londres.

Aunque el SNP ganó la vasta mayoría de las circunscripciones, no consiguió los 65 escaños que necesitaba para obtener la mayoría legislativa debido a que en Escocia se asignan algunas bancas de acuerdo a un sistema de representación proporcional.

A pesar de no lograr la mayoría, el SNP gobernará con facilidad durante un periodo parlamentario de cinco años con los ocho miembros de los Verdes escoceses, que también apoyan la independencia de Escocia.

La líder del SNP y primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, dijo que su prioridad inmediata es que Escocia supere la pandemia de coronavirus y persista la legitimidad del referendo para la independencia, tenga o no mayoría esa fuerza política.

Esto es ahora una cuestión de principios democráticos, declaró Sturgeon. Es la voluntad del país.

El primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, líder del Partido Conservador, tendrá la autoridad final para autorizar o no otro referendo sobre la independencia de Escocia. Johnson al parecer tiene intención de resistirse a una nueva consulta, abriendo la posibilidad de que se reanuden las tensiones entre su gobierno y el gobierno descentralizado de Sturgeon.

El primer ministro escribió para la edición sabatina del periódico Daily Telegraph que otro referendo sería irresponsable e imprudente en el actual contexto en el que Gran Bretaña emerge de la pandemia.

Johnson afirma que el asunto quedó definido en el referendo de 2014 en el que 55% de los electores escoceses votaron a favor de permanecer como parte de Gran Bretaña.

Los proponentes de otra consulta aseguran que la situación cambió fundamentalmente debido al Brexit, en el que Escocia fue retirada de la Unión Europea en contra de su voluntad. En el referendo de 2016 para el Brexit, 52% de Gran Bretaña votó a favor de salir de la UE pero 62% de los escoceses votaron a favor de la permanencia.

Sturgeon afirmó que estaría mal que Johnson busque impedir la consulta y que la fecha para realizarla es asunto del Parlamento escocés.