Preocupa a OEA control sobre aparato electoral en Nicaragua

fue juramentada el jueves por el Legislativo en Managua. Entre los 10 directivos fueron reelegidos los sandinistas Lumberto Campbell y Mayra Salinas.

fue juramentada el jueves por el Legislativo en Managua. Entre los 10 directivos fueron reelegidos los sandinistas Lumberto Campbell y Mayra Salinas.

La elección de magistrados "afines al partido oficial consolida la concentración del poder del FSLN en todos los cuatro poderes del Estado y no es conducente a que los nicaragí¼enses elijan libremente y con condiciones de transparencia a sus gobernantes, advirtió la OEA en su comunicado.

El mismo martes, el Parlamento también aprobó por amplia mayoría una serie de reformas a la Ley Electoral que inhiben la participación de candidatos opositores y anulan la observación electoral en los comicios presidenciales y legislativos del 7 de noviembre.

La elección del nuevo CSE y la reforma aprobada por el Poder Legislativo, con el apoyo de diputados del partido oficial y otros diputados, erosiona, en lugar de fortalecer, un proceso político pluralista que conduzca al ejercicio efectivo de los derechos civiles y políticos de la población, denunció la OEA.

Consideró que ambas medidas claramente dan ventaja absoluta al partido oficial en el control de la administración y justicia electoral, eliminando las garantías necesarias y la credibilidad institucional mínima para el desarrollo de un proceso electoral libre y justo.

La elección de los magistrados y la aprobación de la reforma electoral ponen en evidencia la falta de voluntad del régimen y de algunas fuerzas políticas para tomar acciones en pro de la democracia y de la expansión de los derechos políticos y civiles de la población, insistió el informe.

La secretaría general de la OEA, a cargo del uruguayo Luis Almagro, reiteró su oferta de apoyar la negociación y diseño de reformas que construyan el camino hacia comicios libres y justos, especialmente respecto a la composición de una autoridad electoral "independiente, transparente y responsable.

La víspera, Almagro solicitó a la presidenta del Consejo Permanente de la OEA, la paraguaya Elisa Ruiz Díaz, incluir el tema de Nicaragua en la agenda de la próxima sesión ordinaria, a efectuarse el miércoles 12.

De igual manera, Ned Price, portavoz del Departamento de Estado, señaló que Estados Unidos está profundamente preocupado por las acciones del Parlamento nicaragí¼ense, y advirtió que seguirá utilizando las herramientas diplomáticas y económicas de que dispone para apoyar los llamados de los nicaragí¼enses a la democracia, la justicia y las elecciones libres y justas.

La OEA había dado un plazo que vencía en mayo para que Ortega implementara reformas electorales que permitieran la modernización y reestructuración del CSE a fin de asegurar comicios libres, transparentes y observados, en medio de una grave crisis sociopolítica que comenzó tras las protestas que estallaron en abril de 2018.

La Unión Europea también cuestionó el jueves las acciones del gobierno de Ortega en materia electoral, señalando que constituyen un paso que aleja más una solución inclusiva, democrática y pacífica" a la actual crisis política en Nicaragua.

Estas medidas no cumplen con las recomendaciones de la Misión de Observación Electoral de la UE de 2011 y las recientes resoluciones de la OEA y del Consejo de Derechos Humanos (de la ONU). Estas decisiones no son el resultado del diálogo entre el gobierno y los grupos de oposición, que la UE ha pedido repetidamente, indicó el portavoz del bloque europeo en una declaración.

A mediados de abril pasado, el eurodiputado español José Ramón Bauzá declaró al diario El País que el proyecto de reformas electorales era el último ataque perpetrado por parte de Ortega a la democracia. Bauzá dijo entonces que el presidente sandinista está absolutamente decidido a consumar el fraude electoral que se va a producir en las elecciones de noviembre.