Policía allana una favela en Río y mata a 24 sospechosos

La policía irrumpió en una favela de Río de Janeiro el jueves como parte de un operativo contra narcotraficantes, y por lo menos un agente y más de una veintena de personas fallecieron tras ser ba...

La policía irrumpió en una favela de Río de Janeiro el jueves como parte de un operativo contra narcotraficantes, y por lo menos un agente y más de una veintena de personas fallecieron tras ser baleados, informaron las autoridades.

La oficina de prensa de la policía civil confirmó la muerte del agente y de 24 presuntos criminales en un mensaje enviado a The Associated Press.

Un helicóptero de la policía sobrevolaba la favela de Jacarezinho, en la que hombres fuertemente armados huían de la policía saltando de techo en techo, de acuerdo con imágenes transmitidas por la televisión local.

Una mujer comentó a la AP que vio a la policía matar a un hombre gravemente herido al que describió como indefenso y desarmado. La policía encontró al individuo después de que él se metió a la casa de ella para refugiarse.

Felipe Curi, detective de la policía civil de Río, rechazó que haya habido ejecuciones.

No se mató a ningún sospechoso. Todos eran traficantes o criminales que trataron de quitarle la vida a nuestros agentes y no hubo otra alternativa, comentó durante una conferencia de prensa.

La policía pasó apuros para ingresar a la favela debido a que tuvo que franquear barreras de concreto construidas por los criminales, de acuerdo con el detective. Los tiroteos se extendieron por todo el barrio pobre. Durante el operativo, varias personas que según Curi eran delincuentes invadieron casas vecinas para esconderse. Seis fueron arrestadas, agregó.

La policía también confiscó 16 pistolas, seis fusiles, una ametralladora, 12 granadas y una escopeta.

Se suspendió el servicio en una línea del metro debido a los intensos tiroteos en la región, indicó la compañía que lo opera en un comunicado. Previamente, dos pasajeros del metro resultaron heridos cuando una bala perdida rompió el cristal de un vagón.

Jacarezinho cuenta con unos 40.000 habitantes y es una de las favelas más pobladas de la ciudad. Está controlada por el Comando Vermelho, una de las principales organizaciones criminales de Brasil. La policía considera que Jacarezinho es una de las sedes del grupo.

El operativo del jueves tenía como objetivo investigar el reclutamiento de adolescentes para secuestrar trenes y cometer otros delitos, informó la policía en un comunicado.

Unos 50 residentes de Jacarezinho salieron a una estrecha calle el jueves por la tarde para seguir a los miembros de la comisión de derechos humanos de la legislatura estatal cuando realizaban una inspección. Los residentes gritaban ¡justicia! mientras aplaudían y algunos levantaron el puño derecho.

Human Rights Watch de Brasil dijo en un comunicado que el fiscal debe investigar de inmediato los posibles abusos policiales.

En su comunicado, la policía señaló que la organización criminal tiene una estructura tipo bélica de soldados equipados con fusiles, granadas, chalecos antibalas, pistolas, ropa camuflada y otros accesorios militares.

El Observatorio de Seguridad Pública de la Universidad Cándido Mendes indicó que por lo menos 12 operativos de la policía en el estado de Río que se han realizado este año han derivado en tres o más muertes.

Silvio Ramos, el director del observatorio, dijo que la redada del jueves era una de las más mortíferas en la historia reciente de la ciudad.

Muchas de ellas parecen violar un fallo emitido por el Supremo Tribunal Federal de Brasil el año pasado en el que ordenó a la policía suspender los operativos durante la pandemia, restringiéndolos a situaciones absolutamente excepcionales.

El máximo tribunal del país rechazó responder a la pregunta de la AP sobre si el operativo del jueves calificaría como una de esas situaciones.

La policía de Río mató en promedio a más de cinco personas al día durante el primer trimestre de 2021, el inicio de año más letal desde que el gobierno estatal empezó a divulgar regularmente ese tipo de información hace más de dos décadas, de acuerdo con el observatorio.