Chocan palestinos e israelíes en Jerusalén Oriental

Palestinos e israelíes se arrojaron piedras y sillas unos a otros durante un enfrentamiento el jueves en un vecindario de Jerusalén Oriental antes de que la policía de Israel interviniera para sepa...

Palestinos e israelíes se arrojaron piedras y sillas unos a otros durante un enfrentamiento el jueves en un vecindario de Jerusalén Oriental antes de que la policía de Israel interviniera para separarlos, arrestando a por lo menos siete personas.

El incidente ocurrió en el barrio Jeque Jarra, donde decenas de palestinos están en riesgo de ser desalojados luego de una batalla legal con colonos judíos que intentan adquirir propiedades en el vecindario, ubicado al norte de la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Manifestantes en favor de los palestinos se han estado reuniendo por las noches al aire libre para el iftar, el alimento con el que se rompe el ayuno matutino durante el mes sagrado musulmán del ramadán. El jueves, los colonos judíos instalaron una mesa y un toldo a media calle. Estuvieron acompañados por Itamar Ben-Gvir, líder de un partido de extrema derecha que tiene raíces en un grupo extremista antiárabe.

Videos publicados en internet mostraban a manifestantes de ambos bandos arrojándose piedras y sillas unos a otros, y a palestinos derribando el toldo, antes de que interviniera la policía israelí. No hubo reportes de lesiones graves.

La policía y la policía fronteriza realizan operaciones para evitar las fricciones entre ambas partes, informó la policía en un comunicado. En este momento, la situación está bajo control. Añadió que siete personas fueron arrestadas por perturbar la paz y atacar a los agentes.

Israel capturó Jerusalén Oriental en la guerra de los Seis Días en 1967, junto con Cisjordania y Gaza, y se anexó los territorios en un acción que no cuenta con reconocimiento internacional. Los palestinos quieren esos tres territorios para formar un futuro Estado y consideran a Jerusalén Oriental como su capital.

Jerusalén Oriental incluye algunos de los sitios más sagrados para judíos, cristianos y musulmanes, y su destino es uno de los temas más divisivos en el conflicto entre Israel y los palestinos.

En semanas recientes, manifestantes palestinos también han sostenido enfrentamientos con la policía de Israel en torno a las restricciones a las concentraciones al aire libre durante el ramadán.