Cientos de ancianos ecuatorianos esperan horas por vacunas

Cientos de ancianos ecuatorianos esperaban el jueves a la intemperie, de pie durante horas, para recibir la vacuna contra el coronavirus sin cuidar el distanciamiento social ni otras medidas sanitaria...

Cientos de ancianos ecuatorianos esperaban el jueves a la intemperie, de pie durante horas, para recibir la vacuna contra el coronavirus sin cuidar el distanciamiento social ni otras medidas sanitarias mientras las autoridades han señalado que los jubilados no respetan los horarios en que debían ser inoculados.

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social habilitó puntos de vacunación al norte y sur de Quito, pero inesperadamente los pensionistas empezaron a llegar desde la madrugada formando largas filas, sin tomar en cuenta los horarios en que fueron citados.

Durante la mañana los jubilados tuvieron que aguantar un sol canicular, pero a media tarde cayó un fuerte aguacero sobre la ciudad a pesar de lo cual las filas se mantenían inalterables.

César Gómez, de 68 años, dijo a The Associated Press que esto es una falta de respeto para los viejos. Ni un lugar donde protegerse del sol, ni nada, nadie que nos informe, que diga algo, que explique lo que está pasando.

Debido al calor de la mañana, los ancianos buscaban hidratarse con bebidas o helados, para lo cual debían sacarse la mascarilla en medio de decenas de personas que esperaban en la fila.

Ese instituto de Seguridad Social ha convocado a los jubilados a llegar con media hora de anticipación para inocularse y ha asegurado que hay suficientes dosis para todos.

Desde el inicio de la vacunación de los ancianos en Ecuador, hace un par de meses, el proceso se cumple en medio de mala organización y aglomeraciones.

En más de un año de pandemia, el coronavirus ha dejado 395.327 contagiados y 19.018 fallecidos, con Quito y Guayaquil como las ciudades donde mayor cantidad de casos se han registrado.