China busca presencia militar en costa atlántica de ífrica

El principal general estadounidense en ífrica cree que la amenaza que representa China para los intereses de Estados Unidos no proviene del Pacífico solamente, sino también de aguas del Atlántic...

El principal general estadounidense en ífrica cree que la amenaza que representa China para los intereses de Estados Unidos no proviene del Pacífico solamente, sino también de aguas del Atlántico.

El general Stephen Townsend, en una entrevista con la Associated Press, dijo que Beijing quiere establecer un gran puerto, capaz de recibir submarinos y portaviones, en la costa occidental de ífrica. Townsend indicó que China ha mantenido contactos con países que van desde Mauritania hasta el sur de Namibia, para ver si concreta algún acuerdo para la instalación naval. De contar con una, China podría disponer de buques de guerra no solo en el océano Pacífico sino también en el Atlántico.

Quieren un sitio donde puedan rearmar y reparar naves de guerra. Eso es útil desde un punto de vista militar en un conflicto, manifestó Townsend, quien dirige el Comando de Estados Unidos en ífrica. Están muy avanzados en un proyecto en Yibuti. Ahora quieren algo en la costa Atlántica.

La advertencia de Townsend se produce en momentos en que el Pentágono deja de enfocarse tanto en las guerras antiterroristas y presta más atención a la región Indo-Pacífica y a las amenazas que pueden representar adversarios como China y Rusia. El gobierno de Joe Biden considera la rápida expansión de la influencia económica de China y su poderío militar como la principal amenaza a los intereses de Estados Unidos a largo plazo.

Los jefes militares de todo el mundo advierten que China gana terreno no solo en Asia y que Beijing adelanta una agresiva política de influencia económica en países de ífrica, América del Sur y el Medio Oriente, y que trata de establecer bases allí.

Los chinos están sacando ventaja a Estados Unidos en algunos países de ífrica, expresó Townsend. Proyectos de puertos, iniciativas económicas, infraestructura y sus acuerdos y contratos le darán mayor acceso en el futuro. Están apostando al ífrica.

La primera base naval china en el exterior fue construida hace algunos años en Yibuti, en el Cuerno de ífrica, y aumenta su capacidad constantemente. Townsend dijo que en la base puede haber 2.000 efectivos.

Tienen armas y municiones, sin duda. Vehículos de combate blindados. Creemos que pronto llevarán helicópteros, tal vez helicópteros de combate, dijo el militar.

Durante algún tiempo muchos pensaron que China quería establecer una base de la Armada en Tanzania, país de la costa oriental de ífrica que tiene una vieja relación militar con Beijing. Pero Townsend indicó que parece no haberse decidido nada al respecto.

Agregó que, si bien China lleva tiempo tratando de instalar una base en Tanzania, no es eso lo que más le preocupa.

Es del lado del océano índico, destacó. Prefiero que sea en Tanzania y no en la costa atlántica. La costa Atlántica me preocupa mucho, porque está mucho más cerca de territorio estadounidense. Una base en el norte de ífrica estaría mucho más cerca de territorio estadounidense de lo que están las bases en China de la costa oeste de Estados Unidos.

Más específicamente, los chinos ansían poner un pie en un puerto del Golfo de Guinea. Otra posibilidad es Angola, según un informe del Departamento de Defensa del 2020. El informe señaló asimismo que, a la luz de la cantidad de petróleo y gas natural líquido que importa de ífrica y el Medio Oriente, esas regiones son de particular importancia para China en los próximos 15 años.

Henry Tugendhat, analista del Instituto de la Paz, dijo que China tiene muchos intereses económicos en la costa occidental de ífrica y que financió y construyó un gran puerto comercial en Camerún.

Acotó que una base naval en la costa atlántica ampliaría su presencia militar, pero que el principal objetivo es expandir su presencia económica.

Towsend y otros jefes militares expresaron su inquietud por la expansión militar china en recientes audiencias legislativas, en las que presionaron para conservar las fuerzas que tienen desplegadas en todo el mundo en momentos en que el secretario de defensa Lloyd Austin analiza si Estados Unidos tiene sus recursos donde deben estar.