Israel acusa a mujer española de financiar a grupo palestino

Las autoridades israelíes acusaron el jueves a una mujer española de violar las leyes antiterroristas del país al canalizar grandes sumas de donaciones de gobiernos europeos a una milicia palestina...

Las autoridades israelíes acusaron el jueves a una mujer española de violar las leyes antiterroristas del país al canalizar grandes sumas de donaciones de gobiernos europeos a una milicia palestina proscrita.

Juana Ruiz Sánchez fue acusada ante una corte militar en Cisjordania tras un año de investigaciones sobre las finanzas del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), que Israel, Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea califican de organización terrorista.

Ruiz, una ciudadana española residente en Cisjordania, ha trabajado para los Comités de Salud en el Trabajo, una ONG palestina que brinda servicios médicos en el territorio.

Fue acusada de financiar el terrorismo y otros delitos bajo la ley israelí. Se prevé que el principal contador, un excontador y un exgerente del departamento de compras de la ONG palestina serán acusados de delitos similares en los próximos días, según el servicio de inteligencia y agencia de seguridad interior israelí, el Shin Bet.

Ruiz, de 62 años, fue arrestada por las autoridades israelíes en su hogar cerca de Belén el 13 de abril. Las autoridades españolas le brindan ayuda consular y el vicecónsul general español la acompaña en las audiencias judiciales, dijo el ministerio del Exterior español en una declaración enviada por correo electrónico a The Associated Press.

Seguiremos de cerca este caso y trabajaremos juntamente con las autoridades israelíes, dijo.

El FPLP es un grupo marxista-leninista palestino que se opone al proceso de paz entre Israel y los palestinos. Realizó varios secuestros de aviones en la década de 1970 y ataques a civiles israelíes, entre ellos el asesinato en 2001 del ministro de Turismo Rehavam Zeevi. Es integrante de la OLP, el principal movimiento nacional palestino.

Unas 6.000 personas y organizaciones en España firmaron un petitorio por la libertad de Ruiz y otros detenidos, en el que afirman que Israel atacó a la ONG en una política de represión, desgaste y desmantelamiento de las organizaciones de la sociedad civil palestina.