Asesinan a expresentador de televisión de Afganistán

Hombres armados mataron a disparos a un expresentador de televisión afgano el jueves en la ciudad sureña de Kandahar, informaron las autoridades, intensificando los temores por la libertad de prensa...

Hombres armados mataron a disparos a un expresentador de televisión afgano el jueves en la ciudad sureña de Kandahar, informaron las autoridades, intensificando los temores por la libertad de prensa en el golpeado país.

Nimat Rawan fue abatido fatalmente a eso del mediodía por dos agresores que además se llevaron su teléfono celular, informó el portavoz provincial Bahir Ahmadi. La policía regional ha advertido a otros periodistas de la zona que los extremistas están acechándolos a ellos también.

El asesinato agrava los temores sobre la suerte que sufrirán los periodistas afganos una vez se retiren las fuerzas estadounidenses. Muchos temen que empeorará la violencia y abundarán los ataques de represalia contra quienes hayan trabajado con extranjeros.

Rawan era presentador del canal local Tolonews. Trabajaba en la secretaría de prensa del Ministerio de Hacienda, indicó en un comunicado la organización defensora de libertad de prensa Nia.

De momento nadie reivindicó el atentado, pero ocurrió un día después de que el Talibán amenazó a periodistas afganos que considera demasiado cercanos a las agencias de seguridad extranjeras.

En un comunicado, el vocero del Talibán Zabihula Mujahid advirtió que aquellos periodistas afganos que ofrezcan puntos de vista parcializados hacia las agencias de inteligencia afganas... sufrirán las consecuencias.

Afganistán es considerado uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo. Desde 2006, por lo menos 76 periodistas han sido asesinados en Afganistán, según la UNESCO.

Solamente el año pasado, fueron asesinados por lo menos 15 y a inicios de este año tres mujeres empleadas por medios de comunicación fueron asesinadas en el este de Afganistán. El grupo Estado Islámico se ha atribuido varios de los ataques, entre ellos los de las tres mujeres. La mayoría de las víctimas han sido mujeres.

El gobierno atribuye al Talibán, que ahora controla más de la mitad del país, la mayoría de los crímenes. Los insurgentes, entretanto, afirman que las agencias de inteligencia afganas cometen tales matanzas a fin de culpar a los talibanes.