La policía de Columbus mata a una adolescente

Una adolescente murió baleada por la policía el martes por la tarde en Columbus, justo cuando se anunciaba el veredicto en el juicio por la muerte de George Floyd.

Una adolescente murió baleada por la policía el martes por la tarde en Columbus, justo cuando se anunciaba el veredicto en el juicio por la muerte de George Floyd.

La policía divulgó por la noche en una conferencia de prensa imágenes de la cámara corporal del agente que disparó a la menor, que era negra, cuando ella parecía intentar apuñalar a dos personas con un cuchillo.

La joven cayó baleada, y a su lado en el suelo se veía un cuchillo con el mango negro que parecía de cocina o de carne.

La ley del estado permite a la policía utilizar medios letales para protegerse a sí mismos o a otras personas, y los investigadores determinarán si ese era el caso, indicó en una conferencia de prensa el jefe interino de la policía, Michael Woods.

Los agentes respondían a una llamada sobre un intento de apuñalamiento cuando la policía disparó a la menor en torno a las 16:45, dijo la policía. La persona que llamó al 911 dijo que una persona intentaba apuñalarles y después colgó.

La menor fue trasladada a un hospital, donde se certificó su muerte, según la policía.

No estaba claro si alguien más había resultado herido.

Esta tarde, una joven mujer perdió su vida de forma trágica, tuiteó el alcalde de Columbus, Andrew Ginther.

Sabemos, basándonos en estas imágenes, que el agente intervino para proteger a otra joven de nuestra comunidad, añadió después el alcalde en una conferencia de prensa.

Agentes que respondieron al teléfono de la comisaría local y policías en el lugar no pudieron proporcionar más detalles a The Associated Press.

El martes por la noche se había reunido una multitud en el lugar del suceso en Legion Lane, que la policía había cortado parcialmente al tráfico. Otros se congregaron ante la comisaría para protestar, una semana después de que los agentes emplearan aerosol de pimienta contra un grupo que intentó acceder al edificio en protestas porque la policía había matado a un hombre armado en una sala de urgencias hospitalarias.

Cientos de manifestantes rebasaron las barreras policiales ante la comisaría y se acercaron a los agentes, mientras las autoridades locales mostraban el video de la cámara corporal dentro del edificio. Muchos coreaban ¡Digan su nombre! mientras otros aludían a la edad de la víctima exclamando Sólo era una niña. Agentes con bicicletas hicieron retroceder a los manifestantes y amenazaron con emplear aerosoles de pimienta contra la multitud.

La edad y el nombre de la menor no se hicieron públicos hasta notificar a su familia, indicó la policía.

La balacera ocurrió unos 25 minutos antes de que un juez leyera el veredicto condenando al expolicía de Minneapolis Derek Chauvin por asesinato y homicidio en la muerte de Floyd.

Kimberly Shepherd, de 50 años y que ha vivido 17 años en el vecindario, dijo que conocía a la víctima.

Desde luego, el barrio ha pasado por cambios, pero nada como esto, dijo Shepherd sobre el tiroteo. Pero esto es lo peor que ha pasado aquí, y por desgracia fue a manos de la policía.

Shepherd y su vecino, Jayme Jones, de 51 años, habían celebrado el veredicto de culpabilidad de Chauvin. Pero el ambiente cambió con rapidez, dijo.

Estábamos contentos por el veredicto. Pero ni siquiera se pudo disfrutar eso, dijo Shepherd. Porque mientras recibes una llamada de que es culpable, llega la siguiente llamada de que está ocurriendo esto en mi barrio.

___

Farnoush Amiri es un miembro de la Associated Press/Report for America Statehouse News Initiative. Report for America es un programa nacional sin fines de lucro que coloca reporteros en redacciones locales para cubrir temas con poca cobertura.

___

Kryska informó desde Nueva York.