Irán enriquecerá uranio al 60%, su nivel más alto de pureza

Irán comenzará a enriquecer uranio a un 60% de pureza, el más alto que haya realizado su programa atómico, después de un ataque a su instalación nuclear de Natanz, anunció el martes un negociad...

Irán comenzará a enriquecer uranio a un 60% de pureza, el más alto que haya realizado su programa atómico, después de un ataque a su instalación nuclear de Natanz, anunció el martes un negociador nuclear iraní.

El comentario hecho en Viena por Abbas Araghchi y citado por la agencia de noticias estatal iraní IRNA, se hizo después de que el ministro de Relaciones Exteriores de Irán advirtiera que el ataque del fin de semana podría dañar las negociaciones en curso sobre su malogrado acuerdo atómico con las potencias mundiales. Esas conversaciones tienen como objetivo que Estados Unidos regrese al acuerdo, cuyo objetivo es limitar el enriquecimiento de uranio de Irán a cambio de que Occidente alivie las sanciones contra Teherán.

Irán había estado enriqueciendo uranio hasta en un 20%, por lo que con el anuncio el país queda a un corto paso técnico de alcanzar el grado de armas.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) no respondió de momento a una solicitud de comentarios.

Press TV, el brazo en inglés de la televisión estatal iraní, dijo por separado que el OIEA ya fue informado de la medida. Dijo que el enriquecimiento comenzaría a partir del miércoles.

La televisora también citó al negociador diciendo que Irán introduciría otras 1.000 centrifugadoras en Natanz, sin dar más detalles.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, amenazó en febrero con enriquecer uranio al 60% si el país lo necesitaba.

Estamos decididos a desarrollar nuestras capacidades nucleares, de acuerdo con las necesidades del país, dijo entonces Jamenei. El enriquecimiento de Irán no se limitará al 20% y tomaremos las medidas necesarias para el país, agregó.

Irán había dicho anteriormente que podría usar uranio enriquecido hasta en un 60% para embarcaciones de propulsión nuclear, pero la república islámica no tiene actualmente naves en su Armada.

Los detalles del ataque del fin de semana contra Natanz siguen siendo escasos. El evento fue descrito inicialmente sólo como un apagón en la red eléctrica que alimentaba los talleres a nivel del suelo y las salas de enriquecimiento subterráneas, pero luego los funcionarios iraníes comenzaron a referirse a él como un ataque.

Estados Unidos ha insistido en que no tuvo nada que ver con el sabotaje del domingo. En cambio, se cree ampliamente que Israel realizó el ataque que dañó las centrifugadoras, aunque no lo ha reivindicado.