Maestro izquierdista apunta a balotaje presidencial en Perú

Un maestro izquierdista rural parecía seguro de pasar a un balotaje en Perú, mientras otros tres derechistas capitalinos luchaban por el otro boleto, según datos de la autoridad electoral.

Un maestro izquierdista rural parecía seguro de pasar a un balotaje en Perú, mientras otros tres derechistas capitalinos luchaban por el otro boleto, según datos de la autoridad electoral.

Con el 70.3% de las actas procesadas el lunes por la Oficina Nacional de Procesos Electorales, Pedro Castillo sumaba 16.3%, seguido de los derechistas Keiko Fujimori con 13%, el economista Hernando de Soto con 12.9% y el empresario ultraconservador Rafael López Aliaga con 12.5%.

Castillo, profesor de 51 años de la escuela rural de niños en la aldea llamada Puña, emergió del fondo de la lista de 18 candidatos y arrolló en los últimos 14 días recorriendo pueblos pequeños de los Andes y de la Amazonía, aunque no conquistó Lima, donde vive un tercio de los peruanos.

El candidato retornó el lunes a Puña, una comunidad campesina de los Andes del norte peruano, donde visitó a sus progenitores, padres de familia de la escuela donde enseña y vecinos.

Gracias por depositar la confianza en un maestro... por mi parte no van a tener ningún obstáculo de dialogar y recoger experiencia con sectores políticos, dijo a la radio local RPP.

El analista Javier Torres, de la Asociación de Servicios Educativos Rurales, dijo que una segunda vuelta entre el izquierdista Castillo y un candidato de derecha tendrá como eje la discusión sobre el modelo económico que debe tomar Perú. Recordó que Castillo tiene una visión estatista similar a la implantada en los gobiernos del expresidente de Bolivia, Evo Morales, y de Ecuador, Rafael Correa.

Plantea una política agresiva de nacionalización de recursos y empresas del Estado, más radical que la de Evo Morales, dijo Torres. Añadió que el partido político Perú Libre, del candidato Castillo, siempre ha expresado su admiración por Fidel Castro y Hugo Chávez.

Uno de los candidatos al congreso por Perú Libre, el abogado Julián Palacín, dijo antes que el partido del candidato Castillo tiene similitudes con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y con el Movimiento Regeneración Nacional del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador. Deslindando con la ideología comunista, dijo Palacín a la radio local RPP.

Castillo plantea elaborar una nueva constitución que reemplace a la de 1993, expulsar a los delincuentes extranjeros, pero acoger a quienes vienen a trabajar y estudiar. Promete que desactivará el Tribunal Constitucional y nacionalizará los yacimientos mineros, petroleros y energéticos. El anuncio podría alarmar a los inversores.

Este resultado es una sorpresa y puede poner a los mercados financieros peruanos en jaque, escribió el economista Nikhil Sanghani, de la consultora británica Capital Economics. Las encuestas sugieren que ningún candidato presidencial recibió más del 20% de votos, y el vencedor se enfrentará a un congreso dividido. Existe el riesgo de que el fracturado sistema político dificulte la respuesta de Perú a la pandemia, añadió.

Aunque Castillo es izquierdista, tiene posiciones conservadoras: está en contra del enfoque de género en el currículo escolar, se opone al aborto, el matrimonio igualitario y la eutanasia.

El país llegó a los comicios, en el peor momento de la pandemia por el nuevo coronavirus, que ha matado a más de 54.000 personas y dejado más de 1,6 millones de infectados.

Si se confirma el balotaje, los dos candidatos más votados se enfrentarían el 6 de junio y el ganador sucedería al mandatario interino, Francisco Sagasti, el 28 de julio.

Detrás de Castillo está Keiko Fujimori, de 45 años, quien postula por tercera vez y aspira a gobernar con mano dura, en referencia a la década del gobierno de su padre Alberto Fujimori (1990-2000), quien fue luego condenado a 25 años de cárcel por corrupción y el asesinato de 25 peruanos.

Luego viene el economista Hernando de Soto, de 79 años y del partido Avanza País quien hace cinco años asesoró a Keiko y antes al padre de ella, así como a los exlíderes Muamar El Gadafi de Libia y Hosni Mubarak de Egipto.

Sigue Rafael López Aliaga, de 60 años y dueño de empresas que incluyen colegios, hoteles y es accionista del operador de trenes que llevan a la ciudadela de Machu Picchu. El candidato conservador del partido Renovación Nacional asegura que tiene un voto de castidad y está en contra de las políticas de igualdad de género que afirma homosexualizan a los niños, así como del aborto y la eutanasia.

Más de 86.000 mesas de votación estuvieron abiertas 12 horas para evitar aglomeraciones y contagios por el virus que el sábado mató a 384, cifra diaria más alta desde que empezó la pandemia en medio de hospitales colapsados y el incremento de las muertes de infectados en casa.

Además de presidente, los peruanos escogieron a 130 legisladores y cinco parlamentarios peruanos para el Parlamento Andino.