Bloque de Merkel debate quién será candidato a canciller

Armin Laschet, el líder del partido al que pertenece la canciller alemana Angela Merkel, obtuvo el lunes el apoyo de la Unión Demócrata Cristiana para su intento de convertirse en el candidato del ...

Armin Laschet, el líder del partido al que pertenece la canciller alemana Angela Merkel, obtuvo el lunes el apoyo de la Unión Demócrata Cristiana para su intento de convertirse en el candidato del partido de centro-derecha para ser el siguiente dirigente de Alemania.

Ello dio a Laschet la ventaja inicial, pero un rival que también ha declarado su intención de ser candidato, Markus Soeder, aguantó la presión para tomar una decisión inmediata sobre quién será el candidato a canciller para las elecciones previstas para el 26 de septiembre, y destacó que tiene mejores cifras en las encuestas.

La conservadora UDC quiere resolver la cuestión luego de meses de disputas internas entre Laschet, el líder del partido, y Soeder, quien es líder de la Unión Social Cristiana, el partido hermano bávaro más pequeño.

Laschet y Soeder, los gobernadores de dos de los estados más poblados de Alemania, Renania del Norte-Westfalia y Baviera respectivamente, declararon oficialmente el domingo que estaban listos para postularse, pero insistieron en que encontrarán una solución cordial. No especificaron cómo iban a lograr eso.

Ambos tienen ventajas y desventajas: los índices de popularidad de Soeder en las encuestas son mucho más altos, pero Laschet recientemente fue elegido el líder de la UDC.

El panorama (en el liderazgo de la UDC) está claro, señaló Paul Ziemiak, secretario general del partido, luego de una larga reunión celebrada el lunes. Hay una amplia mayoría para que Armin Laschet sea el candidato a canciller de ambos partidos.

Sin embargo, la UDC no tomó una decisión formal.

Todos quieren una decisión rápida, comentó Laschet durante una conferencia de prensa. Todos los hechos están sobre la mesa. Los problemas que tenemos que resolver... son tan grandes que ya no debemos ocuparnos en nuestros problemas internos, añadió.

El apoyo de la UDC a Laschet es un factor decisivo debido a que el partido dirige 15 de los 16 estados de Alemania, mientras que la Unión Social Cristiana sólo gobierna Baviera. La relativamente débil rama local de la UDC en Berlín apoyó a Soeder. Algunos legisladores también le han apoyado en las últimas semanas.