Fiscales italianos acusan a funcionario de la OMS de mentir

Fiscales italianos acusaron a un alto funcionario de la Organización Mundial de Salud de mentirles sobre un reporte alterado de la organización acerca de la respuesta de Italia al coronavirus, revel...

Fiscales italianos acusaron a un alto funcionario de la Organización Mundial de Salud de mentirles sobre un reporte alterado de la organización acerca de la respuesta de Italia al coronavirus, revelando el viernes comunicaciones privadas que seguramente avergí¼encen a la agencia de salud de la ONU.

Fiscales en Bérgamo abrieron una investigación sobre el doctor Ranieri Guerra, entonces director general asistente de la OMS, por hacerles declaraciones falsas a ellos cuando acordó voluntariamente ser interrogado en noviembre. Guerra fue el enlace de la OMS con el gobierno italiano luego de que Italia se volvió el epicentro de la pandemia de coronavirus en Europa el año pasado.

Guerra no respondió de inmediato a un correo electrónico en busca de comentarios. La agencia de noticias Agi lo citó diciendo que estaba conmocionado y contrariado profundamente por el hecho de que los fiscales lo hubieran puesto bajo investigación, que esperaba que la OMS les respondiera y que quedaba a su disposición para más aclaraciones.

Los fiscales investigan el enorme número de muertes por COVID-19 en Bérgamo y si en ello tuvo un papel la falta de preparación de Italia. Su pesquisa se amplió para incluir el reporte alterado de la OMS sobre la respuesta italiana al virus, que reveló que el gobierno italiano no había adaptado su plan de preparación para pandemias desde 2006.

La OMS retiró el reporte de su portal el 14 de mayo, un día después de ser publicado, y no lo volvió a publicar. La desaparición del reporte indicó que la agencia de la ONU lo retiró para evitarle al gobierno italiano críticas, vergí¼enza y responsabilidad.

Guerra era un alto funcionario del ministerio de Salud de Italia durante 2014-2017, cuando el plan de preparación debió haber sido actualizado para cumplir con las directrices de la Unión Europea.

Cuando se le preguntó entonces si Guerra o el gobierno italiano habían intervenido para alterar el reporte, la OMS dijo que fue retirado por su oficina regional en Copenhague debido a inexactitudes fácticas.

Pero documentos compilados por los fiscales en Bérgamo, reportados inicialmente por la televisora estatal italiana RAI, indicaron que Guerra maniobró para que el reporte fuera retirado porque el gobierno italiano estaba molesto con él. La documentación incluye chats en WhatsApp entre Guerra y un alto funcionario de Salud, el doctor Silvio Brusaferro.

En una de esas charlas, fechada el 14 de mayo de 2020, Guerra le escribió a Brusaferro: Al final, hablé con Tedros y logré que el documento fuera retirado, en referencia al director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La oficina de prensa de la OMS, en un correo electrónico a la Associated Press el viernes, negó que Tedros hubiera estado involucrado en el retiro del reporte e insistió que la decisión fue tomada en Copenhague.