Reporte chino acusa a EEUU de causar desastres humanitarios

China acusó a Estados Unidos de causar desastres humanitarios a través de intervenciones militares en el extranjero en un reporte publicado el viernes que el es último exabrupto de Beijing en una r...

China acusó a Estados Unidos de causar desastres humanitarios a través de intervenciones militares en el extranjero en un reporte publicado el viernes que el es último exabrupto de Beijing en una relación cada vez más tensa con el gobierno de Joe Biden.

Las guerras en el extranjero, iniciadas bajo la bandera de la ˜intervención humanitaria™ han causado víctimas masivas, daños a instalaciones, estancamiento de la producción, oleadas de refugiados, disturbios sociales, crisis ecológicas, traumas psicológicos y otros problemas sociales complejos, señaló el reporte de la Sociedad China de Estudios de Derechos Humanos, respaldada por el gobierno, según la agencia noticiosa estatal Xinhua.

La crisis humanitaria causada por las acciones militares se debe a la mentalidad hegemónica de Estados Unidos", señaló el reporte, citado por Xinhua. Los desastres solo podrán evitarse si Washington abandona el pensamiento hegemónico motivado por el interés propio, agregó.

A pesar de las esperanzas de un cambio en el tono, las relaciones entre Washington y Beijing con Biden en la Casa Blanca son tan conflictivas como durante el mandato de su predecesor, Donald Trump, quien irritó a China con una guerra comercial, respaldando a Taiwán y con sanciones a políticas chinas, incluyendo en Hong Kong y Xinjiang. La actitud del gigante asiático en el Mar de la China Oriental y los llamados de Estados Unidos para que Beijing sea más transparente sobre los orígenes de la pandemia del coronavirus han tensado aún más los lazos.

Aunque el nuevo ejecutivo estadounidense no ha tomado nuevas medidas en esos campos, tampoco ha mostrado ningún signo de revertir las políticas adoptadas por Trump. El Congreso, por su parte, está preparándose para aprobar una nueva legislación que subrayaría la competencia con Beijing en asuntos exteriores, comercio y otros sectores.

China ha respondido con una dura retórica y con prohibiciones de visas a funcionarios estadounidenses y a otros que considera que han dañado sus intereses al criticar el historial de derechos humanos de Beijing.