La City londinense se prepara para la post-pandemia

y su nueva empresa no tiene planes por ahora para volver a la oficina. Ella dice que no extraña los viajes en trenes atestados y que le parece un poco excesivo tener que trabajar los cinco días en l...

y su nueva empresa no tiene planes por ahora para volver a la oficina. Ella dice que no extraña los viajes en trenes atestados y que le parece un poco excesivo tener que trabajar los cinco días en la City.

Antes de la pandemia, eran generalmente las madres las que optaban por trabajar desde la casa, manifestó. Había un cierto estigma. ¿Estaríamos trabajando realmente? Pero creo que todo eso cambió ahora.

Por ahora, constructores e inversionistas no se preocupan demasiado porque la demanda por espacio de oficinas está subiendo.

McGuinnes dijo que en los primeros tres meses del año su dependencia aprobó el equivalente al 80% de las solicitudes de espacio presentadas el año pasado.

En Bishopsgate, dos rascacielos pegados abrirán pronto y ofrecerán oficinas y numerosos servicios para atraer a los empleados.

La torre de 22 Bishopsgate, de 62 pisos, será la segunda más alta del Reino Unido, mucho más elevada que ningún otro edificio de las inmediaciones. La venden como el primer pueblo vertical de Europa y dispondrá de un enorme salón para comidas y de un gimnasio. El 60% de su espacio de oficinas ya está alquilado. Abrirá en el otoño, hacia fin de año.

Junto con la torre vecina de 8 Bishopsgate, ofrecerán espacio para unos 17.000 empleados.

Kevin Darvishi, director del departamento de alquileres de Stanhope, la firma que construye 8 Bishopsgate, dice que la demanda de espacio de oficinas caro será alta después de finalizada la pandemia.

Habrá dos opciones: edificios viejos y baratos porque no podrán ofrecer lo que piden las nuevas generaciones y las construcciones nuevas y modernas.

Las autoridades dicen que el COVID-19 aceleró los planes para hacer que el sector financiero sea más atractivo y diverso, que ofrezca a la gente razones para seguir yendo a la oficina en una época en la que también se puede trabajar desde la casa.

Se planea más espacio para peatones y bicicletas. Y la ciudad quiere ver para el 2025 un aumento del 50% en la cantidad de personas que van a la City los fines de semana y por la noche.