Papa celebra misa de Jueves Santo con cardenal despedido

y les dijo a los reporteros que no había hecho nada malo. El dinero nunca salió de la cuenta bancaria de la diócesis.

y les dijo a los reporteros que no había hecho nada malo. El dinero nunca salió de la cuenta bancaria de la diócesis.

En ese entonces Becciu era el número 2 de la secretaría de Estado del Vaticano y tenía autoridad plena para manejar la amplia cartera de activos del departamento, incluyendo su uso para donativos con fines de caridad.

Becciu ha interpuesto una demanda de 10 millones de dólares por difamación contra L™Espresso, diciendo que el reporte y otros artículos dañinos publicados durante meses que citaron a fiscales no nombrados del Vaticano arruinaron su reputación y eliminaron sus posibilidades de llegar a ser papa.

Francisco pudo celebrar la misa con Becciu después de cancelar su participación en la misa oficial del Vaticano por el Jueves Santo en la Basílica de San Pedro, delegando la representación al decano del Colegio Cardenalicio.

El Vaticano nunca explicó por qué el pontífice no acudiría a la misa oficial. Durante esta jornada Francisco suele visitar una prisión o un centro de refugiados para la misa del Jueves Santo, que usualmente incluye el lavado de los pies como símbolo de la disposición de Jesús de servir a otros.

Por segundo año consecutivo esa parte de la ceremonia se canceló debido a las restricciones por la pandemia del coronavirus. Y todos los actos del Vaticano para la Semana Santa se celebran con un aforo limitado de fieles con mascarilla y respetando las normas sanitarias y de distancia social.