S&P 500 cierra su cuarto trimestre consecutivo en alza

Los precios de las acciones cerraron marzo mayormente con ganancias en Wall Street, asegurando el cuarto trimestre consecutivo en alza para el mercado bursátil de Estados Unidos.

Los precios de las acciones cerraron marzo mayormente con ganancias en Wall Street, asegurando el cuarto trimestre consecutivo en alza para el mercado bursátil de Estados Unidos.

El S&P 500 subió 0,4% el miércoles, para acumular ganancias del 5,8% en los primeros tres meses del año a pesar de haber cerrado enero con pérdidas.

Los títulos de tecnología impulsaron buena parte de las ganancias más recientes del S&P 500, a pesar de que hubo más acciones con pérdidas de las que terminaron en alza. Los sólidos avances de Apple, Microsoft y Nvidia, y de compañías que dependen del gasto del consumidor, compensaron los retrocesos en las empresas financieras, energéticas y de materiales.

Tras el cierre del mercado bursátil, el presidente Joe Biden inició un discurso en el que discutiría su plan de invertir 2 billones de dólares para fortalecer la infraestructura del país y la manera de financiarlo.

El S&P 500 subió 14,34 puntos hasta ubicarse en 3.972,89. Fue el primer avance para el indicador desde que registró un máximo histórico a finales de la semana pasada. Una caída por la tarde hizo que el promedio industrial Dow Jones perdiera 85,41 unidades, o 0,3%, para cerrar en 32.981,55. El tecnológico Nasdaq ganó 201,48 enteros, o 1,5%, estacionándose en 13.246,87.

Los títulos de pequeñas empresas tuvieron nuevamente un destacado desempeño. Estas emisoras han superado al resto del mercado debido a las crecientes expectativas para la economía. El índice Russell 2000 sumó 24,72 enteros, o 1,1%, y cerró en 2.220,52. El indicador cerró el trimestre con un avance del 12,4%, más del doble que los grandes títulos del S&P 500.

Las acciones de tecnología y las compañías que se prevé que registren un crecimiento importante en el futuro fueron los ganadores de la jornada. Apple sumó 1,9%, y Tesla, 5,1%. Ello significa un respiro para el grupo, que encabezó al mercado a principios de la pandemia, pero ha perdido ímpetu desde entonces debido al marcado incremento en el rendimiento de los bonos.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 1,74%, aunque permanece cerca de su nivel más alto desde antes de que la pandemia estremeciera los mercados hace un año. Las vacunas contra el COVID-19 y los enormes planes de gastos por parte de Washington han aumentado las expectativas de un crecimiento económico supercargado y un posible incremento en la inflación, lo que ha impulsado los rendimientos.

___

Yuri Kageyama contribuyó a este despacho.