Temperaturas cálidas traen temores de coronavirus en Europa

Gran parte del noroeste de Europa está disfrutando de temperaturas inusualmente cálidas el miércoles, haciendo que mucha gente olvide la cautela pese a un preocupante aumento de los casos de corona...

Gran parte del noroeste de Europa está disfrutando de temperaturas inusualmente cálidas el miércoles, haciendo que mucha gente olvide la cautela pese a un preocupante aumento de los casos de coronavirus en partes del continente.

Las temperaturas en Bélgica, que enfrenta un resurgimiento del virus, nunca han sido tan elevadas tan temprano en el año, al tiempo que en Inglaterra, donde las restricciones están siendo aflojadas luego de una drástica caída de los casos, pudieran alcanzar el miércoles un récord de alza.

En Bélgica, el termómetro marcó 24,5 Celsius (76 Fahrenheit), haciendo que miles de personas se fuesen a playas y parques. Se espera que las buenas condiciones continúen hasta el viernes y el fin de semana.

Buenas noticias para belgas que ansiaban el sol tras un sombrío verano, pero una preocupación real para el gobierno, que batalla con una tercera oleada de infecciones.

Aunque está demostrado que es mucho más difícil contraer el virus al aire libre, hay preocupación de que los viajes lleven a más infecciones.

En respuesta al número de pasajeros en sus trenes, la compañía ferroviaria nacional belga, SNCB, se ha visto forzada a activar un sistema para prevenir que viajeros en varias estaciones aborden trenes llenos.

Actualmente, los belgas tienen prohibido viajar al extranjero, pero se mueven mover libremente dentro del país. Un toque de queda nocturno está en vigor.

Muchos no pudieron resistir el atractivo de pasarse el día en las playas del Mar del Norte, especialmente luego que la semana pasada el gobierno decidió cerrar las escuelas por una semana adicional antes de la pausa de Semana Santa, en un esfuerzo para frenar las infecciones.

Esa decisión pudiera tener malos resultados.

Está demasiado atestado. Y uno no tiene que ser científico para predecirlo, dijo el gobernador de Flandes Occidental, Cal Decaluwe, en comentarios al diario Het Niewsblad.

En Gran Bretaña, muchas partes disfrutan del cambio en las temperaturas, pero el trasfondo de coronavirus allí es muy diferente que en otras artes de Europa. El aumento de las temperaturas en dirección récord para marzo se produce cuando las restricciones a la socialización son aflojadas luego de un encierro de casi tres meses y el rápido lanzamiento de las vacunas.

Las restricciones a las reuniones se flexibilizaron el lunes y grupos de hasta seis personas o dos hogares de cualquier magnitud, ahora pueden congregarse en parques y jardines, al tiempo que las instalaciones deportivas al aire libre reabrieron sus puertas.