México: descartan entrega de nuevas concesiones petroleras

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador ratificó el martes que su gobierno respetará los contratos energéticos suscritos en el pasado, pero descartó la entrega de nuevas concesiones c...

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador ratificó el martes que su gobierno respetará los contratos energéticos suscritos en el pasado, pero descartó la entrega de nuevas concesiones como parte de su política de protección de la industria petrolera estatal.

Durante la presentación del informe de los cien días del tercer año de gobierno, López Obrador defendió su plan de fortalecimiento de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) e indicó que México, que está entre los primeros quince productores del mundo, dejará de exportar combustibles y entregar nuevas concesiones para la explotación de crudos.

El gobernante afirmó que la extracción de petróleo se destinará a las actividades de refinación y se acabará con la práctica de exportar crudo y comprar gasolinas. Toda la materia prima será procesada en nuestro país, agregó.

López Obrador planteó que durante lo que resta de su mandato, que culmina en 2024, no sacaremos de subsuelo más de 2 millones de barriles diarios para cubrir la demanda del mercado interno.

Las declaraciones del mandatario se dan pocos días después que presentó ante el Congreso, que es controlado por el partido de gobierno y fuerzas aliadas, un proyecto de reforma de la ley de hidrocarburos para darle al sector estatal un mayor control.

Al defender la reforma, que contempla cambios en seis artículos, López Obrador afirmó que el proyecto está destinado a combatir el contrabando de combustibles, que se estima que afecta 40% de las ventas de la industria estatal, y regular los permisos de importación de gasolina y diésel para ir hacia un esquema de eliminación de compras externas.

México permitió estaciones de servicio privadas a partir de 2016 y rápidamente tomaron parte del mercado de Pemex.

La propuesta de reforma prevé que las actividades sujetas a los permisos que otorguen las autoridades pueden ser susceptibles de suspensión cuando exista peligro inminente para la seguridad nacional, la seguridad energética o para la economía.

Al rechazar la iniciativa legislativa del mandatario mexicano, el Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (IMCO) indicó que el proyecto representaría una clara violación a la constitución y a los tratados comerciales internacionales, y dijo en un comunicado que de concretarse los cambios se afectaría el ya deteriorado clima de inversión que aseguran se ha agravado tras la reforma del sector eléctrico, también impulsada por López Obrador, que fue paralizada este mes por las decisiones de algunos tribunales.

Asimismo, el IMCO indicó que la propuesta de reforma amenaza con expropiar las instalaciones de las empresas permisionarias en materia de hidrocarburos para beneficiar a Pemex y a la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE).