Latinos, clave en posible elección revocatoria de California

son de interés para los electores hispanos, dijo el director de campaña Stephen Puetz.

son de interés para los electores hispanos, dijo el director de campaña Stephen Puetz.

Los votantes latinos son increíblemente importantes para nuestra campaña, para Kevin en lo personal, y para nuestro camino hacia la victoria, apuntó.

El director de campaña de Newsom es Juan Rodriguez, hijo de inmigrantes salvadoreños y conocida figura en la política de California. Rodriguez dijo que el equipo de campaña está haciendo sociedad con organizaciones comunitarias que entienden la diversidad dentro de las comunidades latinas de California y enviando a personalidades para que hablen con la gente en el estado.

La asambleísta estatal Lorena Gonzalez, una demócrata de San Diego, dijo que espera que su comunidad mantenga a Newsom.

Queremos más claridad, queremos más atención, queremos más intencionalidad cuando se trata de nuestra comunidad, declaró Gonzalez. Pero ¿estamos dispuestos a abandonar a Gavin Newsom? No.

Los demócratas aventajan por más de 3 a 1 a los republicanos en registro de electores entre los latinos de California, que conformaron alrededor de una cuarta parte del electorado en las elecciones presidenciales de 2020, aunque tienden a acudir a las urnas en números menores en los comicios no presidenciales. Diversas encuestas previas a la elección de Newsom en 2018 mostraban que los latinos lo preferían a él que al republicano John Cox, quien se ha postulado de nuevo.

Pero un revocatorio no se trata de la contienda de un candidato contra otro. Se preguntará primero a los electores si Newsom debe ser destituido y después escoger a un aspirante que lo sustituya entre una lista separada de candidatos. Los votos en la segunda pregunta se contarán sólo si más de la mitad de los electores dice que Newsom sí debe ser destituido.

A diferencia de 2018, todos los electores recibirán sus papeletas por correo. Los latinos tienden menos que otros grupos a votar por correspondencia, dijo la doctora Mindy Romero, directora del Centro para la Democracia Incluyente en la Universidad del Sur de California.