Abogado de Tony Hernández denuncia las acciones de EEUU

El abogado de Tony Hernández, hermano del presidente de Honduras Juan Orlando Hernández, dijo el viernes que las acusaciones de Estados Unidos contra su cliente por narcotráfico son un claro intent...

El abogado de Tony Hernández, hermano del presidente de Honduras Juan Orlando Hernández, dijo el viernes que las acusaciones de Estados Unidos contra su cliente por narcotráfico son un claro intento de implicar al mandatario e intervenir en Honduras para cambiar el gobierno del país centroamericano.

Peter Brill escribió esa opinión en una declaración dirigida a un juez, cuatro días antes de que éste sentencie a Tony Hernández en Nueva York por tráfico de drogas.

Durante el juicio a Tony Hernández en 2019, los fiscales acusaron al presidente Hernández de haber aceptado sobornos por parte de narcotraficantes para financiar su campaña electoral a la presidencia. La acusación más explosiva fue asegurar que entre los sobornos se incluía uno por un millón de dólares procedente del capo mexicano del narcotráfico Joaquín El Chapo Guzmán.

Brill dijo que al arrestar y acusar al hermano del presidente en un claro intento de implicar al mandatario, Estados Unidos intentó violar la soberanía de Honduras.

Este caso es otro en una larga fila de desventuras de intervención en política exterior llevada a cabo por el gobierno de Estados Unidos, esta vez para cambiar un régimen a los niveles más altos en Honduras, escribió Brill.

El abogado también dijo que su cliente fue detenido y acusado en tierra extranjera, por un poder extranjero, por crímenes que supuestamente cometió en su propio país.

Los días en que Estados Unidos actúa como policía del mundo no han terminado, agregó.

Los fiscales del caso han asegurado que Tony Hernández debería ser sentenciado a cadena perpetua por dirigir una asociación delictuosa de narcotráfico auspiciada por el Estado junto con el presidente Hernández. También quieren que Tony Hernández devuelva 138,5 millones de dólares de dinero de sangre producto de sus operaciones de narcotráfico, y pague una multa adicional por 10 millones de dólares.

Entre 2004 y 2019, el acusado aseguró y distribuyó millones de dólares en sobornos del narcotráfico a Juan Orlando Hernández, al expresidente de Honduras Porfirio Lobo Sosa y a otros políticos relacionados con el Partido Nacional de Honduras, señalaron los fiscales.

Juan Orlando Hernández ha rechazado en repetidas ocasiones tener algún vínculo con el narcotráfico y no enfrenta cargos. Lobo Sosa también lo ha negado.

El juez Kevin Castel, que sentenciará a Tony Hernández el martes, acaba de presidir un juicio a Geovanny Fuentes Ramírez, un hondureño acusado de narcotráfico y posesión de armas. El nombre del presidente Hernández surgió también muchas veces en ese juicio debido a la insistencia de los fiscales de que el mandatario financió en parte su carrera política con dinero de la droga.