Propietario: Sospechoso de tiroteo en Colorado pasó revisión

El sospechoso en los tiroteos en un supermercado de Colorado compró un arma de fuego antes del incidente en una tienda de armas local después de pasar la revisión de antecedentes, dijo el viernes e...

El sospechoso en los tiroteos en un supermercado de Colorado compró un arma de fuego antes del incidente en una tienda de armas local después de pasar la revisión de antecedentes, dijo el viernes el propietario de la tienda.

John Mark Eagleton, propietario de Eagles Nest Armory en Arvada, un suburbio de Denver, dijo en un comunicado que su tienda cooperaba con las autoridades que investigan el tiroteo del lunes en donde murieron 10 personas, incluido un policía.

Eagleton dijo que el sospechoso del tiroteo, Ahmad Al Aliwi Alissa, aprobó la revisión de antecedentes que realiza el Buró de Investigación de Colorado antes de comprar el arma de fuego.

Las autoridades habían dicho previamente que Alissa, de 21 años, compró el 16 de marzo el arma tipo AR-15 usada en el tiroteo masivo, seis días antes de los incidentes mortales. Alissa es de Arvada.

Estamos absolutamente impactados de lo que sucedió y nuestros corazones sufren por las víctimas y las familias que dejaron. Asegurar que cada venta que ocurre en nuestra tienda es legal, siempre ha sido, y será, una de las prioridades para nuestra empresa, dijo Eagleton en un comunicado.

En cuanto al arma de fuego en cuestión, una revisión de antecedentes del comprador fue realizada según lo requiere la ley de Colorado y la aprobación de la venta fue proporcionada por el Buró de Investigación de Colorado. Hemos cooperado con la policía, y lo seguiremos haciendo conforme continúe su investigación, agrega el comunicado.

Alissa fue condenado en 2018 por un delito menor después de tirar al piso a un estudiante, subir sobre él y golpearlo varias veces en la cabeza, según documentos policiales. Fue sentenciado a libertad condicional y servicio comunitario.

Colorado tienen una ley universal de revisión de antecedentes que cubre prácticamente todas las ventas de armas de fuego, pero las condenas por delitos menores no suelen evitar que las personas las compren. Si Alissa hubiera sido condenado por un delito grave, bajo ley federal tendría prohibido comprar armas.