Unión Europea autoriza nuevos sitios de producción de vacuna

El regulador farmacéutico de la Unión Europea dijo el viernes que aprobó sitios de manufactura para las vacunas contra el coronavirus fabricadas por Pfizer-BioNTech, Moderna y AstraZeneca, una medi...

El regulador farmacéutico de la Unión Europea dijo el viernes que aprobó sitios de manufactura para las vacunas contra el coronavirus fabricadas por Pfizer-BioNTech, Moderna y AstraZeneca, una medida que aumentará significamente el suministro de las vacunas en Europa y acelerará los esfuerzos de vacunación en el continente.

La Agencia Europea de Medicamentos indicó en un comunicado que había aprobado sitios en Holanda, Alemania y Suiza para las vacunas contra el COVID-19 fabricadas por las farmacéuticas.

El bloque de 27 países brega por acelerar la vacunación contra el COVID-19, y contra reiteradas demoras en la distribución y problemas de manufactura.

La agencia dijo que aprobó una planta en Leiden, Holanda, para fabricar el principio activo de la vacuna de AstraZeneca, para un total de cuatro sitios autorizados.

El regulador de la UE dijo que también daba luz verde a un sitio en Marburgo, Alemania, para hacer tanto el principio activo como la vacuna completa desarrollada por BioNTech y Pfizer.

Además, agregó que otorgaría condiciones de almacenamiento más flexibles a la vacuna de Pfizer-BioNTech, que fue aprobada sabiendo que necesita temperaturas extremadamente frías para ser almacenada y distribuida.

Se anticipa que (la aprobación) facilite la rápida introducción y distribución de la vacuna en la UE al reducir la necesidad de condiciones de almacenamiento en temperaturas ultrabajas a lo largo de la cadena de suministro, dijo el regulador.

La semana pasada, un comité de expertos en la agencia recomendó nuevas líneas de manufactura en una instalación en Visp, Suiza, para la vacuna de Moderna Inc.

Estos cambios tienen la intención de aumentar la capacidad de producción y el suministro de la vacuna en el mercado de la UE, dijo el regulador.

El jueves, los mandatarios de la UE no lograron solucionar una disputa sobre la distribución de vacunas contra el COVID-19 entre los estados miembro, pero juraron intensificar los controles de exportación de la vacuna y la producción de la misma en territorio de la UE en un momento en que escasean las dosis y aumentan los casos nuevos.