Powell compara esfuerzos contra pandemia con Dunquerque

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, comparó las medidas de emergencia a principios de la pandemia, cuando la economía se precipitaba hacia una recesión, con los esfuerzos británico...

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, comparó las medidas de emergencia a principios de la pandemia, cuando la economía se precipitaba hacia una recesión, con los esfuerzos británicos para evacuar sus tropas de Dunquerque a inicios de la Segunda Guerra Mundial.

Preguntado en una entrevista con la emisora pública NPR si la Fed hubiera hecho algo distinto en marzo de 2020 de haber tenido la oportunidad, Powell dijo que casi con seguridad no hicimos todo bien, pero sabíamos desde el comienzo que debíamos usar todas nuestras herramientas y usarlas con toda la agresividad y amplitud que fuera necesario.

La Fed redujo su tasa de préstamo de referencia al nivel récord de 0%, creó varias líneas de préstamo de emergencia para apuntalar a un sistema financiero en crisis y comenzó a comprar bonos por valor de miles de millones de dólares para mantener bajas las tasas de interés.

Sabíamos que jamás podríamos explicar por qué no usamos nuestras herramientas de esa manera en semejante situación de emergencia, dijo Powell. Así que lo hicimos.

En ese ambiente, con la economía en peligro en varios frentes, Powell comparó la urgencia con que actuó la Fed con la manera como los británicos enviaron una flota improvisada a evacuar a miles de soldados de la playa de Dunquerque, Francia, cuando estaban rodeados por las fuerzas alemanas.

Era el momento de mandar los botes y proteger a la gente, no de verificar las actas de inspección, dijo Powell. Aborden los botes y vayan. Y eso es lo que hicimos.

Powell dijo que, visto retrospectivamente, había cosas que la Fed podría haber hecho de otra manera o no hacerlas, pero que el esfuerzo en general tuvo éxito.

Cumplió su propósito de evitar desenlaces que pudieran haber sido mucho peores, dijo Powell. Elogió al Congreso por la rápida aprobación de la ley CARES, el primer paso de lo que sería la asignación de más de 4 billones de dólares del gobierno para impedir que se profundizara la recesión económica.