Chiíes: Soldados nigerianos matan a 12, cercan al movimiento

Los soldados que sitian la vivienda del líder de un movimiento chií acusado de intentar asesinar a un jefe del ejército de Nigeria dispararon y mataron a al menos 12 personas, dijo el grupo islamista...

Los soldados que sitian la vivienda del líder de un movimiento chií acusado de intentar asesinar a un jefe del ejército de Nigeria dispararon y mataron a al menos 12 personas, dijo el grupo islamista en la madrugada del domingo.

Unas 30 personas resultaron heridas en el ataque, que sigue en marcha tras comenzar a última hora del sábado en la ciudad de Zaria, en el norte de Nigeria, dijo Zeenah Ibrahim, la esposa del líder del grupo, a The Associated Press en una llamada telefónica interrumpida por el sonido de disparos.

El portavoz del ejército, el coronel Sani Usman, dijo que los chiíes atacaron el sábado por la tarde el convoy del general Tukur Buratai.

"Cientos de (miembros de) la secta, portando armas peligrosas, levantaron barricadas en las carreteras con hogueras, pesadas piedras y neumáticos", dijo Usman en un comunicado. "Rechazaron todas las peticiones de dispersarse y comenzaron a disparar y a atacar el convoy con objetos peligrosos (...) en un deliberado intento de asesinar" al jefe militar.

Nasir Umar Tsafe, vocero del Movimiento Islámico de Nigeria, dijo que siete personas fallecieron en el lugar, incluyendo cuatro heridos que, según él, no recibieron ayuda luego de que soldados se negasen a cruzar una barricada para proporcionarles atención médica.

Más tarde el sábado, dijo Ibrahim, soldados rodearon su vivienda en un "ataque planeado previamente para asesinar al jeque", Ibraheem Zakzaky.

Su movimiento sufrió un atentado hace dos semanas, reivindicado por extremistas de Boko Haram, que mató a 22 personas en el medio de una procesión.

Boko Haram suele atacar a musulmanes que predican contra su visión radical del islam. El grupo inició una revuelta islámica violenta luego de que fuerzas armadas nigerianas atacaran en 2009 su sede en la ciudad de Maiduguri, en el noreste del país, matando a unas 700 personas y arrestando y asesinando después a su líder de entonces.

Seis años después, la insurgencia de Boko Haram se ha cobrado la vida de unas 20.000 personas y obligó a 2,3 millones más a huir de sus hogares.

Ibrahim destacó que el movimiento chií de su esposo es pacífico y se opone a la violencia de Boko Haram.

___

El periodista de Associated Press Godwin Isenyo contribuyó a este despacho desde Kaduna, Nigeria.