Myanmar: junta militar justifica represión, acusa a Suu Kyi

La junta militar de Myanmar salió a la ofensiva el martes para tratar de justificar el golpe de Estado y las cruentas medidas contra los opositores, al tiempo que continuaban las manifestaciones en l...

La junta militar de Myanmar salió a la ofensiva el martes para tratar de justificar el golpe de Estado y las cruentas medidas contra los opositores, al tiempo que continuaban las manifestaciones en las calles.

En conferencia de prensa en Naipyidó, la capital, los militares presentaron un video en el que un excorreligionario de la mandataria derrocada Aung San Suu Kyi dice que le había entregado a ella grandes cantidades de dinero y oro, hecho que los militares calificaron de corrupción. El abogado de Suu Kyi rechazó esas denuncias de antemano.

Muchas de las protestas fueron organizadas de manera tal de evitar los enfrentamientos con las autoridades, que han utilizado la fuerza letal para dispersar a los manifestantes. Algunas manifestaciones se realizaron sin problemas antes del amanecer en Yangón, la ciudad más grande del país, y otros lugares. Otras adoptaron la táctica de reemplazar a los manifestantes por carteles y objetos inanimados.

La Asociación de Asistencia a los Presos Políticos, una organización independiente, ha verificado la muerte de 261 manifestantes en todo el país, pero dice que la cifra real podría ser mucho más alta. Dijo que hay 2.682 arrestados acusados desde el golpe y otros 2.302 detenidos o buscados por las autoridades.

En la conferencia de prensa, los militares mostraron armas de fabricación casera incautadas y videos de batallas callejeras para sostener que los manifestantes son violentos y que sus esfuerzos para detenerlos se justifican. Pero en las semanas desde l golpe del 1 de febrero, los manifestantes empezaron a ejercer la violencia organizada después de la muerte de un centenar de ellos a manos de los soldados y policías.

Las denuncias contra Suu Kyi del ex ministro Phyo Min Thein fueron mencionadas por los militares hace varias semanas. No se han presentado pruebas para sustentar las acusaciones. Suu Kyi se encuentra detenida.