Líder etíope admite atrocidades en la guerra en Tigray

Se han producido atrocidades en la región norteña etíope de Tigray, según dijo el martes el primer ministro del país. Los combates continúan en la región, donde tropas del gobierno persiguen a ...

Se han producido atrocidades en la región norteña etíope de Tigray, según dijo el martes el primer ministro del país. Los combates continúan en la región, donde tropas del gobierno persiguen a los fugitivos líderes regionales.

Los reportes indican que se han cometido atrocidades en la región de Tigray dijo el primer ministro, Abiy Ahmed, en una declaración ante legisladores en la capital, Adis Abeba.

La guerra es algo feo, dijo el mandatario en el idioma local. Sabemos la destrucción que ha causado esta guerra.

Los soldados que violaron a mujeres o cometieron otros crímenes de guerra rendirán cuentas, afirmó el mandatario, aunque dijo que había una exageración de propaganda por parte del Frente de Liberación Popular de Tigray, un partido que dominó el gobierno del país en el pasado y cuyos líderes cuestionaron la legitimidad de Abiy tras el aplazamiento de las elecciones el año pasado.

Está creciendo la preocupación por la situación humanitaria en Tigray, donde vivían 6 millones de personas.

Estados Unidos ha descrito algunos de los abusos en la guerra como limpieza étnica, algo que las autoridades etíopes tachan de acusaciones infundadas. Washington también ha instado a las tropas eritreas, que combaten junto a las fuerzas del gobierno etíope, a retirarse de la región.

El primer ministro de Etiopía, que ganó el Nobel de la paz en 2019 por sus esfuerzos por alcanzar la paz con Eritrea, se ha visto presionado para poner fin al conflicto en Tigray y establecer una investigación internacional sobre supuestos crímenes de guerra, idealmente dirigida por Naciones Unidas.

Los críticos del gobierno dicen que la pesquisa federal ya en marcha no basta, porque el gobierno no puede investigarse a sí mismo de forma eficaz.

Rupert Colville, vocero en Ginebra de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, dijo la semana pasada a The Associated Press que la Comisión de Derechos Humanos de Etiopía ha pedido participar con su oficina en una investigación conjunta sobre las acusaciones de graves violaciones de derechos humanos por todos los bandos en Tigray.

Amnistía Internacional y The Associated Press han reportado relatos de atrocidades contra civiles en Tigray cometidas por fuerzas etíopes y sus aliados.

Sin embargo, en su comparecencia del martes, en la que respondió a preguntas de los parlamentarios, Abiy dijo que combatientes leales al Frente de Liberación de Tigray habían cometido una masacre en la localidad de Mai Kadra. Pero no está consiguiendo suficiente atención, dijo de la masacre, que describió como la peor del conflicto.

La guerra comenzó en noviembre, cuando Abiy envió tropas del gobierno a la región tras un ataque a instalaciones militares federales. Ahora, el Ejército federal busca a los líderes regionales prófugos, que según reportes habrían retrocedido a remotas zonas montañosas de Tigray.

Abiy acusó a los líderes de la región de enarbolar una retórica de guerra mientras la zona afrontaba desafíos como una destructiva invasión de langostas y la pandemia del COVID-19. Esto fue una arrogancia mal dirigida y poco oportuna, dijo, según una transcripción de sus declaraciones compartida en Twitter por la oficina del primer ministro.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, envió la semana pasada al senador Chris Coons a Etiopía para expresar las graves preocupaciones de su gobierno sobre la creciente crisis humanitaria y las violaciones de derechos humanos en Tigray, así como el riesgo de que la inestabilidad se extienda por el Cuerno de ífrica. No se han publicado detalles de la visita de Coons el fin de semana.

Responsables humanitarios han advertido de la creciente hambruna en Tigray. Los combates estallaron justo antes de la temporada de cosechas en una región mayoritariamente agrícola e hicieron huir de sus hogares a una cantidad indeterminada de personas. Los testigos han descrito saqueos generalizados de soldados eritreos, así como quema de cosechas.