España usa vacuna de AstraZeneca en adultos de hasta 65 años

La ministra de Sanidad española dijo el lunes que el país reanudará el uso de la vacuna de AstraZeneca contra el nuevo coronavirus, y que extenderá su aplicación a los adultos de hasta 65 años d...

La ministra de Sanidad española dijo el lunes que el país reanudará el uso de la vacuna de AstraZeneca contra el nuevo coronavirus, y que extenderá su aplicación a los adultos de hasta 65 años de edad.

Las autoridades considerarán la posibilidad de aplicar dicha vacuna en personas de mayor edad después de que analicen un estudio estadounidense que según AstraZeneca mostró que la vacuna proporciona una fuerte protección a todos los adultos, dijo la ministra Carolina Darias.

Al dar a conocer los resultados de un estudio largamente esperado, la farmacéutica anglo-sueca dijo que su vacuna tenía una efectividad general de 79% para prevenir los casos sintomáticos de COVID-19, incluso en adultos mayores, y que ninguno de los más de 30.000 voluntarios del estudio fue hospitalizado o desarrolló una enfermedad grave.

En declaraciones a los reporteros durante una conferencia de prensa semanal, Darias dijo que las autoridades españolas necesitan más tiempo para analizar toda la información del estudio antes de ampliar el uso de la vacuna, algo que varias regiones y médicos han reclamado durante semanas.

España, al igual que muchos otros países europeos, suspendió la administración de la vacuna de AstraZeneca la semana pasada, pero los reguladores europeos de medicamentos declararon posteriormente que era segura y que no tenía vínculos evidentes con unas pocas docenas de casos de trombosis.

Funcionarios de salud de los gobiernos central y regionales de España autorizaron reanudar la aplicación de la vacuna de AstraZeneca y también aprobaron su uso en personas de entre 18 y 65 años.

Las vacunas son seguras, efectivas y salvan vidas, declaró Darias.

Con el argumento de que faltaban estudios sobre su desempeño en adultos mayores, España había restringido previamente su uso a adultos menores de 55 años.

La ministra de Sanidad también advirtió que los datos más recientes de la pandemia dejan entrever que podría estar a punto de darse otro fuerte incremento en los contagios. Las autoridades intentan que haya más camas libres en las unidades de terapia intensiva de hospitales que atienden a pacientes con COVID-19.

Información oficial dada a conocer el lunes mostró 16.471 nuevos casos confirmados y 633 muertes relacionadas con el coronavirus desde que el Ministerio de Sanidad publicó su última actualización el jueves, con lo que ya suman 3,2 millones de casos y más de 73.000 fallecimientos en España.

Aunque la incidencia de nuevas infecciones en 14 días se mantuvo sin cambios en 128 casos por cada 100.000 habitantes la semana pasada, Darias dijo que otros datos muestran que es inminente que haya un incremento.

El virus no está derrotado, está a nuestro alcance evitar un repunte y, por tanto, una cuarta ola, manifestó.

España se ha comprometido a vacunar al 70% de su población adulta, equivalente a 33 millones de personas, para fines del verano boreal. Hasta ahora 2,1 millones de habitantes han sido vacunados con dosis completas. Más de 5,5 millones, incluyendo muchos mayores de 80 años, aguardan su segunda dosis.