Europa vuelve a vacunar con AstraZeneca

Los países de Europa reanudaron el viernes la aplicación de la vacuna de AstraZeneca mientras los mandatarios se esforzaban por convencer a la población de que es segura, tras una serie de suspensi...

Los países de Europa reanudaron el viernes la aplicación de la vacuna de AstraZeneca mientras los mandatarios se esforzaban por convencer a la población de que es segura, tras una serie de suspensiones breves que pusieron en duda una vacuna que es crucial para poner fon a la pandemia de coronavirus.

El primer ministro francés se arremangó para recibir la inyección y el de Gran Bretaña se aprestaba a hacerlo, lo mismo que otros altos cargos de un continente donde las campañas de inmunización han tropezado y varios países están nuevamente en cuarentena.

La excepción es Gran Bretaña, donde el brote está retrocediendo y el país ha ganado elogios por su campaña, aunque esta semana anunció que sufriría escasez. Los países de la Unión Europea han tenido problemas para realizar sus campañas, y el problema se agravó con la suspensión de la vacuna de AstraZeneca.

Algunas personas inyectadas con esa vacuna han sufrido coágulos sanguíneos, pero las agencias internacionales de salud exhortaron a los gobiernos a seguir aplicándola en vista de que los beneficios superaban de lejos a los riesgos. El jueves, la Agencia Europea de Medicamentos dijo que la vacuna no incrementa la incidencia de coágulos, aunque no podía descartar un vínculo con una pequeña cantidad de casos inusuales.

La decisión allanó el camino para que Italia, Francia, Alemania y otros países europeos reanudaran la aplicación de la vacuna.

Está claro que la revocación de la suspensión es un gran alivio para nosotros porque debemos acelerar la campaña, dijo el doctor Giovanni Rezza, jefe de prevención del Ministerio de Salud italiano.

Rezza dijo a la prensa en Roma que Italia detuvo la campaña con renuencia, por exceso de precaución, pero que ahora debía acelerarla para recuperar el tiempo perdido.

Ante los temores que ha generado la vacuna, varios políticos la recibieron el viernes, entre ellos el primer ministro francés, Jean Castex; el presidente esloveno Borut Pahor y el primer ministro Janez Jansa, así como el gobernador de un estado alemán. El primer ministro británico Boris Johnson planeaba hacer lo mismo. Gran Bretaña no suspendió la aplicación de la vacuna de AstraZeneca en ningún momento.