Macri augura fin de populismo argentino y triunfo opositor

El expresidente Mauricio Macri vaticinó que el kirchnerismo es la expresión final del populismo en Argentina y que la fuerza política que lidera volverá al poder en 2023.

El expresidente Mauricio Macri vaticinó que el kirchnerismo es la expresión final del populismo en Argentina y que la fuerza política que lidera volverá al poder en 2023.

Macri (2015-2019) presentó el jueves su libro de memorias Primer tiempo en un predio de exposiciones de Buenos Aires, en el que fue su primer acto público desde que dejó el poder.

En el evento, que contó con la presencia de dirigentes y militantes de Juntos por el Cambio, principal fuerza opositora al gobierno peronista de Alberto Fernández, el exmandatario reflexionó sobre su gestión, el presente y el futuro político del país sudamericano.

El kirchnerismo es la expresión final de populismo en Argentina, dijo Macri, de 62 años. Lamento no haber encontrado el camino para evitar este retroceso, pero estoy convencido que lo vamos a superar en 2023 y la Argentina después entra en un sendero de 20 años de crecimiento racional y responsable.

Macri, el primer presidente no peronista que terminó el mandato desde el retorno de la democracia en 1983, no aclaró si se presentará como candidato presidencial dentro de dos años.

El populismo crece a medida que avanza la resignación, nosotros somos el antídoto, enfatizó el dirigente.

Empresario y expresidente del popular club de fútbol Boca Juniors, Macri llegó al poder tras 12 años de gobierno kirchnerista, una corriente de centro-izquierda dentro del peronismo liderada por Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner.

El conservador Macri prometió llevar adelante profundas reformas y reactivar la economía, pero terminó agravando la crisis económica y social. La desilusión de muchos que lo habían votado terminó de sepultar su proyecto de reelección y le abrió la puerta de regreso al kirchnerismo, con la propia Cristina Fernández de Kirchner como vicepresidenta.

Faltaron muchas reformas, admitió Macri, pero teníamos una enorme debilidad política, único gobierno en minoría en ambas cámaras. No nos tocó la versión del peronismo más agradable. En minoría con los empresarios, con gobernadores... nunca hubo un acuerdo (político) para hacer las reformas.

Hay un segundo tiempo del cambio y la transformación, pronosticó, jugando con el título de su libro. "Este gobierno (por Fernández) con las medidas no hace más que profundizar las crisis económica y social y va a llevar a un acuerdo de todos los argentinos para que Juntos por el Cambio vuelva al poder con una enseñanza adquirida y hacer el paquete global de reformas, concluyó.