Taxis protestan regreso de Uber a Barcelona

Cientos de taxis amarillos y negros trastornaron el tráfico en Barcelona el jueves, en protesta por el regreso de la enorme empresa Uber a la ciudad del noreste de España tras dos años de ausencia.

Cientos de taxis amarillos y negros trastornaron el tráfico en Barcelona el jueves, en protesta por el regreso de la enorme empresa Uber a la ciudad del noreste de España tras dos años de ausencia.

La multinacional con sede en Estados Unidos fue expulsada de las calles de Barcelona en febrero de 2019 cuando las autoridades regionales dispusieron que los viajes en taxi a través de aplicaciones en los teléfonos celulares fueran encargadas con al menos 15 minutos de anticipación.

En ese momento Uber dijo que el requisito era totalmente incompatible con la inmediatez de los servicios online.

Pero esta semana Uber reanudó sus servicios en la ciudad de 5,4 millones de habitantes al permitir a los usuarios que contrataran viajes con más de 350 taxis convencionales que cobran con taxímetro.

La empresa dijo que ha solicitado permiso a las autoridades para ofrecer viajes a rasas fijas, según el modelo original de Uber.

La plataforma actual de la empresa en Barcelona proporciona servicios de viajes compartidos e información sobre el transporte público, tal como hace en Londres, París, Lisboa y Roma, dijo Uber en un comunicado.

El regreso enfureció a los sindicatos de conductores en la capital de Cataluña. Tres columnas de taxis recorrieron lentamente las principales arterias de Barcelona en dirección a la sede del parlamento regional.

Representantes del sindicato Elite Taxi calificaron a los conductores que trabajan con Uber de traidores y sostuvieron que el regreso a Barcelona era ilegal.

Syed Junaid, un conductor que representa a Pax Taxi, una asociación de conductores de origen paquistaní, dijeron que Uber aprovechaba la pandemia para atraer a los conductores más afectados y enfrentarlos con sus compañeros a fin de hacer pie en el mercado.

Es lo que han hecho ellos en todas las ciudades (del mundo)", dijo Junaid a The Associated Press. "Eso es lo que no vamos a dejar, porque aquí lo malo ya hemos pasado. Nos queda poquito de salir de esta pandemia y no necesitamos una plataforma así para sobrevivir.

__

Parra informó desde Madrid.