Presidente paraguayo libra juicio político en plena pandemia

Pese a la escasez de vacunas y fármacos básicos para combatir al nuevo coronavirus, la oposición en la cámara de diputados de Paraguay no consiguió los votos necesarios para destituir el miércol...

Pese a la escasez de vacunas y fármacos básicos para combatir al nuevo coronavirus, la oposición en la cámara de diputados de Paraguay no consiguió los votos necesarios para destituir el miércoles, a través de un juicio político, al presidente Mario Abdo Benítez, acusado por presunto mal desempeño en sus funciones durante la pandemia.

En la historia de este país sudamericano, solamente tres mandatarios han sido enjuiciados por este medio: José Guggiari en los años 30, Raúl Cubas en 1999 y Fernando Lugo en 2012.

En el cuerpo legislativo de 80 miembros, en sesión extraordinaria, 36 opositores votaron por la aprobación del pedido de enjuiciamiento; 42 del oficialista Partido Colorado sufragaron verbalmente en contra y hubo dos ausentes.

Pedro Alliana, titular de la cámara, se encargó de informar por los altorparlantes del recinto la definición.

El mismo resultado se registró en las votaciones para intentar aprobar el juzgamiento del vicepresidente Hugo Velázquez.

La constitución paraguaya establece en su articulo 225 que los diputados se encargan de la acusación y los senadores se convierten en jueces del eventual juicio sólo para apartar del cargo al acusado.

Desde el 11 de marzo de 2020, cuando comenzó la cuarentena que sigue hasta el presente con flexibilizaciones, el Ministerio de Salud informó que suman 3.554 muertos y 183.348 contagios confirmados. La población del país es de 7,6 millones de personas.

Aunque la cifra de fallecidos es menor al número de muertes de naciones vecinas, en las últimas dos semanas hubo manifestaciones permanentes enfrente del edificio del Congreso, en Asunción. En los cuatro primeros días hubo choques entre los que protestaban y los policías.

Las protestas, no sólo de la ciudadanía sino además de médicos y enfermeras, se generaron ante la falta de dos fármacos para el tratamiento de los contagiados en terapia intensiva: atracurio (relajante muscular) y midazolam (sendante). Los laboratorios locales no los fabrican ante la ausencia de materia prima y el gobierno aclaró que en el exterior no pudieron comprar debido a la alta demanda en varios países.

Los opositores de varios partidos consideraron que era el momento para que Abdo Benítez y todo su gobierno dejasen el gobierno porque no hicieron nada para enfrentar al coronavirus: no hay vacunas, no hay medicamentos en los hospitales y la infraestructura es deficitaria de los hospitales, dijo en conferencia de prensa Kattya González, diputada por la agrupación Encuentro Nacional.

Celeste Amarilla, del partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), el principal de la oposición, enfatizó que el mandatario se merecía la destitución por su mal gobierno.

Los cinco puntos del libelo acusatorio, según Amarilla, fueron: ineptitud en el manejo de la pandemia; compra tardía de vacunas (hasta el momento han llegado sólo 24.000 dosis); gestión tardía de Abdo Benítez de la adquisición de las dosis por el mecanismo conocido como COVAX; compra de camas e insumos de China de mala calidad; falta de fármacos básicos y la venta clandestina de medicamentos del gobierno en el mercado negro.

Basilio Núñez, líder los diputados oficialistas, comentó en conferencia de prensa que era imposible que la oposición lograra el enjuiciamiento del presidente porque a todas luces tiene objetivos electorales, en alusión a los comicios municipales (alcaldías) previstas para octubre de este año y las elecciones nacionales establecidas para mayo de 2023.

Abdo Benítez no ha dado declaraciones hasta ahora.

Por la noche, centenares de manifestantes disgustados con el resultado de las votaciones se reunieron frente al Congreso lanzando piedras contra los policías, quienes los dispersaron con chorros de agua de carros hidrantes y disparos de rifles con balas de goma.

En su retirada, quienes gritaban consignas contra el jefe de Estado como Marito... vos sos la dictadura y Que se vayan todos rompieron con piedras vitrinas de tiendas y parabrisas de automóviles estacionados.

Una turba llegó, posteriormente, hasta la sede del partido gubernamental, lanzando al interior de una de sus dependencias piedras y antorchas encendidas con basura, lo que generó un incendio. Los bomberos informaron que controlaron el fuego, pero vieron que los muebles fueron consumidos por las llamas.

La oficina de prensa de la policía no pudo precisar la cantidad de detenidos, pero el oficial de guardia dijo que son más de 50 personas que están a disposición de la fiscalía.