Perú: jueza evalúa cárcel para expresidente Martín Vizcarra

Una jueza peruana resolverá el miércoles un pedido de prisión preventiva por 18 meses solicitado por la fiscalía para el expresidente y candidato al Parlamento Martín Vizcarra mientras es investi...

Una jueza peruana resolverá el miércoles un pedido de prisión preventiva por 18 meses solicitado por la fiscalía para el expresidente y candidato al Parlamento Martín Vizcarra mientras es investigado por supuestos delitos de corrupción.

Vizcarra es el sexto expresidente sospechoso de corrupción en casi 40 años, delito que prometió combatir y disparó su popularidad entre los peruanos.

La magistrada anticorrupción María ílvarez realizará la audiencia de forma virtual debido a la pandemia. El fiscal Germán Juárez investiga a Vizcarra por supuestamente haber recibido 619.000 dólares de dos constructoras locales mientras era gobernador de una región del sur del país hace siete años.

El fiscal estimó que si Vizcarra es condenado deberá purgar 34 años de cárcel por los delitos de colusión agravada, cohecho pasivo propio y asociación ilícita para delinquir, los diversos tipos de corrupción castigados en el Código Penal peruano.

La víspera el fiscal incautó 21 propiedades de Vizcarra para asegurarse un futuro pago de reparación.

Juárez adjuntó supuestas nuevas pruebas, entre ellas una lista de llamadas telefónicas que Vizcarra habría realizado a los propietarios de las empresas que construyeron un hospital y una red de irrigación en la árida región de Moquegua, que Vizcarra gobernó entre 2011 y 2014.

Por este caso Vizcarra fue destituido en noviembre por el Parlamento. Tras su salida del poder anunció que iba a colaborar con la investigación y poco después confirmó que iba a postularse para legislador.

Este no es el primer caso en Perú de un político que se postula a un cargo mientras está enredado en procesos judiciales. En 2016 el izquierdista Gregorio Santos se candidateó a la presidencia mientras cumplía prisión y en estos comicios José Luna, líder de un partido político, busca ser legislador pese a estar bajo arresto domiciliario.

Vizcarra, de 57 años, había ganado enorme aceptación entre los peruanos por mostrarse como un guerrero en la lucha contra la corrupción de grupos de poder conformados por jueces, legisladores, fiscales y empresarios que manejaban la justicia según sus intereses.

También había disuelto en 2019 al Parlamento que defendía a políticos acusados de corrupción. Ese acto contra un poder con enorme descrédito abonó en su popularidad.

Pero su aceptación cayó en febrero luego de que se conociera que en octubre, cuando aún era presidente, se había vacunado en secreto contra el coronavirus usando dosis de una candidata a vacuna de la farmacéutica china Sinopharm. Junto a él se inmunizaron su esposa y su hermano.

El escándalo destapó una red de privilegiados que también se inmunizaron antes que los trabajadores de la salud que luchan contra la pandemia. Entre los favorecidos están una excanciller, una exministra de Salud, el representante del papa Francisco en Perú y varios diplomáticos peruanos.

Vizcarra gobernó en reemplazo de Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) de quien era su vicepresidente. Kuczynski renunció por un escándalo ligado a la constructora brasileña Odebrecht.

En 2019 el fiscal Juárez logró encarcelar por un año y medio al expresidente Ollanta Humala (2011-2016) y a su esposa por un caso de lavado de activos que está en juicio.

Alan García (1985-1990 y 2006-2011), se suicidó antes de ser detenido mientras era investigado por corrupción.