Colombia: a prisión coronel por ejecuciones extrajudiciales

Un coronel del ejército fue enviado el viernes a prisión por su presunta coautoría en los asesinatos de 16 personas que falsamente fueron presentadas como muertas en combate, informó el viernes la...

Un coronel del ejército fue enviado el viernes a prisión por su presunta coautoría en los asesinatos de 16 personas que falsamente fueron presentadas como muertas en combate, informó el viernes la fiscalía.

Se trata del coronel Nelson Velásquez Parrado, quien fue afectado con medida de detención preventiva por un juzgado penal de Medellín, la segunda ciudad en importancia del país y a 250 kilómetros al noroeste de Bogotá.

Velásquez no aceptó los cargos que le formuló la Fiscalía.

Según comunicado del 31 de octubre del Comando de las Fuerzas Militares, el oficial debía iniciar el curso para convertirse en brigadier general el próximo año.

Los hechos investigados, según un comunicado de la Fiscalía, sucedieron entre febrero y noviembre de 2007 en las poblaciones de Segovia y Remedios, en el departamento de Antioquia, donde tropas al mando de Velásquez "reportaban la muerte de presuntos combatientes e integrantes de grupos ilegales de la zona, con armas de corto y largo alcance, con el fin de mostrar resultados operacionales".

Los investigadores lograron establecer que las víctimas, la mayoría drogadictos e indigentes, fueron llevados hasta las dos mencionadas poblaciones con inexistentes promesas de trabajo.

Según la Fiscalía, Velásquez "estaba al tanto del suministro de armas y del dinero que era utilizado en el traslado de las víctimas hacia el sector" por un civil que les prometía falsas oportunidades laborales.

De acuerdo con el reporte del ente acusador, por los mismos hechos ya fue condenado a más de 20 años de cárcel el capitán Hansen Ejey Gómez.

En octubre de 2008, el ex presidente Álvaro Uribe (2002-2010), y su entonces ministro de Defensa, el hoy mandatario Juan Manuel Santos, destituyeron a 27 militares --entre ellos tres generales-- porque por acción u omisión habrían permitido hechos similares a los sucedidos en Segovia y Remedios.

Desde entonces la Fiscalía inició una vasta investigación que estableció que más de 3.600 civiles habrían sido víctimas de ejecuciones extrajudiciales, una práctica que en Colombia se conoce como "falsos positivos".

Cifras de la Fiscalía dan cuenta de que más de 9.700 uniformados están vinculados a estas indagaciones. A septiembre pasado, 833 integrantes del Ejército y la Armada habían sido condenados por esta práctica.

En el informe de 2015 sobre Colombia, la organización Human Rights Watch denunció que siete años después de que se hizo público el escándalo de los "falsos positivos", la impunidad seguía siendo la constante para generales y coroneles que habrían participado en esos hechos. El nombre de Velásquez no figuró en el documento.