Muere pastor evangélico Luis Palau a los 86 años

Luis Palau, un pastor evangélico nacido en Argentina que se fue a trabajar con Billy Graham antes de establecer su propio centro ministerial internacional, murió el jueves a los 86 años.

Luis Palau, un pastor evangélico nacido en Argentina que se fue a trabajar con Billy Graham antes de establecer su propio centro ministerial internacional, murió el jueves a los 86 años.

El pastor falleció en su casa en Portland, Oregon, informó la Asociación Luis Palau.

Palau anunció en enero de 2018 que había sido diagnosticado con cáncer de pulmón en fase terminal.

Es con una combinación de tristeza y alegría que compartimos con ustedes que papá falleció esta mañana. Murió repentina y muy pacíficamente, tal como esperaba, dijo su familia en un comunicado del jueves. Son noticias difíciles, pero Luis experimenta ahora la belleza del Señor cara a cara.

Nacido en una familia acaudalada en Buenos Aires, Palau surgió del anonimato para convertirse en uno de los evangelizadores cristianos más reconocidos de todos los tiempos a nivel mundial. A lo largo de una carrera ministerial que abarcó más de medio siglo, el hijo de un empresario escribió 50 libros y se dirigió a 30 millones de personas en 75 países en festivales evangélicos, que eran su versión moderna de las cruzadas más tradicionales que llevaron a la fama a Graham, su mentor e ídolo.

De muchas formas, siento que el Señor tiene mucho más reservado para mí. Sin embargo, lo que sea que traiga el futuro, estoy completamente en paz. Tanto Patricia y yo lo estamos. Al ver hacia atrás, alabamos al Señor. Cincuenta y siete años de matrimonio. Tantos lugares en los que hemos estado. Tantas personas a las que hemos alcanzado con el Evangelio, escribió a sus seguidores tras ser diagnosticado.

Sus programas de radio, entre ellos el internacional Luis Palau responde, hablado en español, son transmitidos en 3.500 estaciones de 48 países y la Asociación Luis Palau, con sede en Portland, organiza decenas de eventos cada año en cinco continentes.

Gracias a la extensión de su imperio evangélico, particularmente entre los feligreses hispanoparlantes, desde hace mucho se ganó el apodo del Billy Graham de Latinoamérica. Hace una década, Palau comenzó a delegar las operaciones cotidianas de ese imperio a tres de sus cuatro hijos, entre ellos uno que actualmente es un evangelizador internacional por derecho propio.

Todo está listo, así que si el Señor quiere llevarme a casa¦ estoy listo, dijo en enero de 2018 en un video dirigido a sus seguidores. He predicado sobre el paraíso¦ y, con frecuencia, he predicado sobre la segunda venida y la resurrección, y ahora es mi realidad.

Desde temprana edad, el padre de Palau, quien conoció el cristianismo gracias a un misionero, lo introdujo a la fe. Pero cuando su padre murió repentinamente, la familia pasó por momentos difíciles. En una entrevista autobiográfica grabada y publicada en su sitio web, Palau recuerda cómo su madre dividía una barra de pan entre sus hijos o cortaba un trozo de carne en ocho pedazos para comer.

Palau, quien había deseado convertirse en abogado, tomó un puesto básico en un banco y trabajaba ahí cuando escuchó al evangelizador Billy Graham en la radio en 1952. Después dijo que la experiencia fue transformadora y decidió que quería convertirse en evangelizador.