Biden promulga paquete de ayuda económica por COVID-19

Luego de un año desafiante, el presidente Joe Biden promulgó el jueves un paquete de ayuda por 1,9 billones de dólares el cual, señaló, ayudará a que Estados Unidos derrote al coronavirus y a qu...

Luego de un año desafiante, el presidente Joe Biden promulgó el jueves un paquete de ayuda por 1,9 billones de dólares el cual, señaló, ayudará a que Estados Unidos derrote al coronavirus y a que la economía se recupere. Algunos estadounidenses podrían empezar a recibir cheques este fin de semana.

Biden promulgó el proyecto horas antes de dar su primer discurso en horario estelar desde que asumió el cargo. Su objetivo es inspirar esperanza en la nación al cumplirse un año del inicio de una pandemia que ha cobrado la vida de más de 529.000 estadounidenses.

Esta legislación histórica busca reconstruir la columna vertebral de este país, dijo Biden al firmar el proyecto de ley en la Oficina Oval.

Lo más destacado para muchos estadounidenses son las cláusulas que brindan hasta 1.400 dólares en pagos directos a la mayoría de las personas, algunos de los cuales empezarían a recibir el dinero este fin de semana, y la extensión de la entrega de los subsidios de emergencia por desempleo de 300 dólares semanales hasta principios de septiembre.

El proyecto de ley también incluye la expansión de créditos fiscales durante el próximo año para los niños, cuidado infantil y licencia familiar ”algunos de los cuales los demócratas han dicho que les gustaría que sean permanentes_, además de fondos destinados a los alquileres, programas de alimentación y los recibos de servicios públicos de la población.

La Cámara de Representantes dio la aprobación legislativa final al paquete de ayuda con una votación de 220 a favor y 211 en contra el miércoles, siete semanas después de que Biden asumió el cargo y cuatro días después de que el Senado le dio el visto bueno a la medida. Los legisladores republicanos en ambas cámaras se opusieron a la propuesta de manera unánime, señalando que era excesiva, repleta de políticas liberales y que no tomaba en cuenta las señales de que las crisis van en declive.

Originalmente, Biden iba a firmar el documento el viernes, pero el proyecto llegó a la Casa Blanca más rápido de lo anticipado.

Queremos actuar lo más rápido posible, tuiteó el jefe de despacho de la Casa Blanca, Ron Klain. ¡Llevaremos a cabo la celebración de la promulgación el viernes, como estaba planeado, con los líderes en el Congreso!.

En un anticipo de su discurso previsto para el jueves por la noche, Biden señaló que hablaría sobre lo que hemos vivido como país durante el último año, pero más importante aún, hablaré sobre lo que viene.

El desafío de Biden el jueves por la noche será resaltar los sacrificios hechos por los estadounidenses durante el último año y alentarlos a permanecer atentos a pesar de la fatiga y la creciente impaciencia por reanudar las actividades normales dada la tentadora promesa de las vacunas. A un año de que la Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia, Biden rendirá tributo a las víctimas, pero también proyectará optimismo sobre el futuro.

Esta es una oportunidad para que él realmente llegue a los hogares de todos y sea tanto el doliente en jefe como el que explique cómo está sacando al país de esto, dijo Douglas Brinkley, historiador presidencial y profesor de la Universidad Rice.