California: Demandan a compañía de reconocimiento facial

Activistas en defensa de las libertades civiles presentan una demanda en contra de una compañía que brinda servicios de reconocimiento facial a agencias policiales y empresas privadas de todo el mun...

Activistas en defensa de las libertades civiles presentan una demanda en contra de una compañía que brinda servicios de reconocimiento facial a agencias policiales y empresas privadas de todo el mundo, arguyendo que Clearview AI recopiló ilegalmente los datos de 3.000 millones de personas sin su conocimiento o permiso.

La demanda, presentada el martes en la corte superior del condado de Alameda, en el área de la Bahía de San Francisco, asegura que la empresa con sede en nueva York viola la constitución de California y busca una orden que le prohíba recabar información biométrica en California además de borrar los datos de los californianos.

La demanda asegura que la compañía ha construido la base de datos de reconocimiento facial más peligrosa de la nación, ha atendido solicitudes de más de 2.000 agencias policiales y compañías privadas, y ha acumulado una base de datos casi siete veces mayor a la del FBI.

La demanda fue interpuesta por cuatro activistas y los grupos Mijente y Norcal Resist, que han defendido causas como Black Lives Matter y han criticado las políticas del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), que tiene contrato con Clearview AI.

Clearview les ha dado a miles de gobierno, agencias gubernamentales y entidades privadas acceso a su base de datos, que pueden utilizar para identificar a personas con ideas disidentes, monitorear a sus asociaciones y dar seguimiento a sus discrsos", asegura la demanda.

La demanda señala que Clearview AI utiliza programas de cómputo para escanear y copiar automáticamente los datos en decenas de sitios de internet, como Facebook, Twitter, Google y Venmo, y recabar fotografías faciales. La denuncia asegura que la compañía analiza estas imágenes para identificar biométricas individuales como la forma y tamaño de los ojos y posteriormente incluirlos en una base de datos que sus clientes pueden utilizar para identificar a las personas.

Las imágenes copiadas pueden incluir aquellas que no solo fueron publicadas por los individuos, sus familiares y amigos, sino también aquellas de personas que fueron captadas accidentalmente en el fondo de las fotografías de extraños, según la denuncia.

La compañía también ofrece sus servicios a las agencias policiales, incluso en ciudades donde el uso de reconocimiento facial está prohibido, afirma la demanda.

Varias ciudades del país, incluyendo las localidades del área de la Bahía como Alameda, San Francisco, Oakland y Berkeley, han limitado o prohíben el uso de tecnología de reconocimiento facial por parte de la policía.