Estadounidenses siguen sufriendo efectos económicos de virus

Aproximadamente 4 de cada 10 estadounidenses sigue sintiendo el impacto económico de la pandemia del coronavirus al perder el empleo o sufrir una reducción de sus ingresos, según una encuesta.

Aproximadamente 4 de cada 10 estadounidenses sigue sintiendo el impacto económico de la pandemia del coronavirus al perder el empleo o sufrir una reducción de sus ingresos, según una encuesta.

El sondeo de The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research demuestra que muchos norteamericanos han sido devastados financieramente por la pandemia, mientras otros prácticamente han quedado exentos o incluso han prosperado. Todo dependía en el tipo de empleo y el nivel de ingreso que el individuo tenía antes de la crisis.

La pandemia ha afectado particularmente a los negros e hispanos, y a los jóvenes, algunos de los cuales están sufriendo la segunda gran crisis económica de sus vidas.

Según el sondeo, aproximadamente la mitad de los estadounidenses dicen haber perdido algún tipo de ingreso durante la pandemia, incluyendo 25% en cuyos hogares alguien perdió el trabajo y 31% en cuyos hogares alguien tuvo que trabajar menos horas. En total, el 44% dijo que la pandemia les ha causado algún impacto financiero que perdura.

Las cifras son coherentes con los datos económicos recientes divulgados por el gobierno estadounidense. Unos 745.000 ciudadanos pidieron subsidios por desempleo la semana del 22 de febrero y unos 18 millones están desempleados.

El 30% de los ciudadanos dicen que sus ingresos son menos a lo que eran antes de la pandemia, mientras el 16% dicen que es mayor y el 53% dice que no hubo cambio. Aproximadamente la mitad de todos los que dicen haber sufrido algún tipo de pérdida de ingresos dicen que sus ingresos siguen siendo menores hoy día.

Las cifras arrojadas por la encuesta ratifican que ha habido una recuperación económica dispar: quienes tenían trabajos de oficina pudieron hacer la transición a trabajar desde casa, pero quienes laboraban en sectores como entretenimiento, restaurantes o viajes perdieron sus ingresos. Los pobres han tenido más dificultades para recuperarse comparado con las personas más adineradas; los negros e hispanos no se han repuesto tan bien como los blancos.

Aproximadamente uno de 10 estadounidenses no pudo pagar la mensualidad de su vivienda el mes pasado debido a la pandemia, y una cifra parecida dijo lo mismo sobre su tarjeta de crédito. En total, aproximadamente una cuarta parte de la ciudadanía no pudo pagar alguna factura en el pasado mes.

El 38% de los hispanos y el 29% de los negros tienen a alguien en su domicilio que perdió el empleo, comparado con 21% de los blancos.

La recesión ha afectado duramente a los jóvenes también. El 40% de los menores de 30 años sufrieron pérdida de ingresos comparado con los ingresos que tenían en marzo del 2020. Un 40% está trabajando con horarios reducidos y una cuarta parte dejó el empleo. Muchos millennials, que sufrieron una recesión cuando estaban iniciando la adultez, están ahora padeciendo una segunda gran crisis económica mundial.

___

Swanson reportó desde Washington. El corresponsal Nathan Ellgren contribuyó desde Washington.

___

La encuesta AP-NORC fue realizada a 1.434 adultos entre el 25 de febrero y el 1 de marzo usando el método AmeriSpeak, diseñado para ser representativo de la población estadounidense. El margen de error es de más o menos 3,4 puntos porcentuales.

___

Online:

AP-NORC Center: http://www.apnorc.org/