Francia agiliza desclasificación de documentos sobre Argelia

Francia agilizará la desclasificación de documentos secretos relacionados con la guerra que los independentistas argelinos libraron contra el colonialismo francés entre 1956 y 1962.

Francia agilizará la desclasificación de documentos secretos relacionados con la guerra que los independentistas argelinos libraron contra el colonialismo francés entre 1956 y 1962.

El anuncio el martes del presidente francés Emmanuel Macron ocurre en medio de una serie de pasos que Francia ha estado tomando para aceptar su brutal historia con Argelia, que estuvo 132 años bajo dominio francés hasta su independencia en 1962.

La presidencia francesa declaró en un comunicado que ha aprobado un nuevo método para buscar en los archivos nacionales a fin de tener acceso a documentos anteriores a 1970 que hasta ahora eran secretos por razones de seguridad nacional. Tales documentos incluyen algunos relacionados con la guerra en Argelia, dice el texto.

Bajo las leyes francesas, casi todos los archivos nacionales, incluso los relacionados con temas de defensa y seguridad, pueden ser accesibles al público 50 años después a excepción de aquellos que pongan en peligro la vida de individuos. Sin embargo, el proceso para acceder a los textos era tan largo y complejo que de hecho impedía a los académicos conseguirlos.

El nuevo procedimiento reducirá significativamente el tiempo para acceder a los documentos, dice el comunicado.

El mayor acceso a la documentación sobre la guerra es parte de una promesa de Macron de facilitar la reflexión nacional sobre su pasado como potencia colonial en Argelia.

En el 2018, Macron reconoció formalmente la responsabilidad del Estado francés en la muerte de un disidente argelino, Maurice Audin, en 1957, admitiendo por primera vez que los militares franceses usaron sistemáticamente la tortura durante el conflicto.

La semana pasada, Macron se reunió con cuatro nietos del independentista argelino Ali Boumendjel, para participarles formalmente que su abuelo fue torturado y asesinado por militares franceses en 1957.

Macron desea también honrar a Gisele Halimi, una feminista francesa que apoyó la lucha independentista francesa y que denunció la aplicación de torturas por parte de los militares franceses. El mandatario francés desea que sea enterrada en el Panteón Nacional en París, un honor reservado a los más distinguidos ciudadanos del país.