Inicia juicio sobre narco que salpica a presidente hondureño

El juicio contra un supuesto narcotraficante hondureño, en el cual el presidente de Honduras Juan Orlando Hernández es considerado co-conspirador por parte de fiscales estadounidenses, arrancó el l...

El juicio contra un supuesto narcotraficante hondureño, en el cual el presidente de Honduras Juan Orlando Hernández es considerado co-conspirador por parte de fiscales estadounidenses, arrancó el lunes en Nueva York y se espera que dure dos semanas.

El juez Kevin Castel inició el proceso en la Corte del Distrito Sur de Nueva York diciendo que uno de los hijos del acusado, Geovanny Fuentes-Ramírez, amenazó a la pareja de uno de los testigos que testificará en el juicio.

Castel dijo que los fiscales estadounidenses del caso le enviaron una perturbadora carta informándole sobre las amenazas. El magistrado avisó que esa conducta puede ser considerada como obstrucción a la justicia y recibir un castigo severo. Ni Castel ni los fiscales mencionaron el nombre del hijo de Fuentes-Ramírez.

El supuesto narcotraficante hondureño, arrestado en marzo de 2020 en la Florida, enfrenta cargos de tráfico de drogas y posesión de armas.

Desde hace unos dos años, fiscales estadounidenses y traficantes de drogas ya presos han acusado al mandatario Hernández de recibir fondos de parte de narcos para poder financiar campañas electorales y comprar los votos de diputados para lograr ser presidente del Congreso y más adelante del país.

En las últimas acusaciones de cara al juicio, los fiscales han dicho que el mandatario aceptó sobornos de Fuentes-Ramírez a cambio de proteger su laboratorio de cocaína y que además accedió a que las fuerzas armadas ayudaran al traficante a transportar la droga.

Hernández ha negado las acusaciones de forma repetida y ha dicho que se basan en mentiras hechas por narcos que buscan vengarse de él y reducir sus sentencias en Estados Unidos.

El presidente repitió eso en Twitter el lunes y además destacó de que las mentiras de los narcotraficantes que testifican en Estados Unidos debilitan la cooperación internacional contra el narcotráfico.

Mantendré alianza internacional en lucha antinarcotráfico hasta mi último día de Pdte el 27 de enero 2022, escribió Hernández. Pero si narcos con la llave mágica de mentiras ganan beneficios de USA por falsos testimonios, la alianza internacional colapsaría con Honduras luego con varios países.

El lunes Castel inició la selección de miembros del jurado para el juicio a Fuentes-Ramírez, haciendo preguntas a más de 40 personas que se sentaron en una enorme sala del tribunal.

Fuentes-Ramírez apareció en la corte vistiendo una camisa azul clara, pantalones grises y una mascarilla blanca en la cara, como protección ante el COVID-19.

El juez Castel preguntó a los candidatos a jurado si hablaban español y les avisó que en el juicio se mencionarían a altos funcionarios del gobierno de Honduras.

¿Su opinión respecto a la cocaína afectaría su capacidad de ser imparcial en este juicio?, preguntó también el juez.

Se espera que Devis Leonel Rivera Maradiaga, exlíder del cartel de Los Cachiros, testifique en el juicio. El narcotraficante ha dicho a los fiscales del caso que el presidente Hernández obtuvo dinero a cambio de permitir el narcotráfico en Honduras.

El presidente respondió a eso en Twitter al escribir que Los Cachiros tenían un imperio de mil millones de dólares.

Su falso testimonio es que conmigo los narcos pudieron hacer tratos. Entonces ¿por qué decidieron diez días después de mi elección abandonar su imperio para morir en una prisión extranjera?, dijo el mandatario.

Los fiscales no han identificado al presidente por su nombre. Le han identificado como CC-4 una y otra vez en múltiples documentos judiciales, diciendo que fue el ganador de las elecciones presidenciales de Honduras celebradas en 2013. Sin embargo, hasta ahora no existe ningún proceso abierto contra él en Estados Unidos.

En un largo cuestionario que se entregó el lunes a los candidatos a miembros del jurado se les preguntó si habían oído hablar de alguien de una larga lista de personas entre las que se encuentra el presidente. El lunes, el juez Castel también autorizó a que un testigo cooperante testifique en el juicio bajo pseudónimo por motivos de seguridad.

Al final del día los miembros del jurado fueron seleccionados y se espera que el martes arranque el procedimiento con el discurso de presentación de los fiscales estadounidenses.