Manifestantes en Myanmar desafían toque de queda

Manifestantes en la ciudad más grande de Myanmar salieron a las calles el lunes por la noche en la primera protesta multitudinaria en desafío a un toque de queda, con la intención de mostrar su apo...

Manifestantes en la ciudad más grande de Myanmar salieron a las calles el lunes por la noche en la primera protesta multitudinaria en desafío a un toque de queda, con la intención de mostrar su apoyo a unos 200 estudiantes que fueron rodeados por fuerzas de seguridad en un vecindario de la ciudad.

Los estudiantes y otros civiles participaron en una de las muchas protestas diarias que se llevan a cabo en todo el país en contra del golpe de Estado militar del mes pasado en el que fue derrocado el gobierno electo de Aung San Suu Kyi.

El gobierno militar también impuso una enorme censura a la cobertura de la crisis por parte de los medios de comunicación. El lunes anunció la cancelación de acreditaciones a cinco medios locales: Mizzima, DVB, Khit Thit Media, Myanmar Now y 7Day News.

Estos medios de comunicación ya no tienen permitido transmitir o escribir o dar información a través de ninguna plataforma noticiosa ni por medio de ninguna tecnología de medios, se informó en la estación estatal MRTV.

Los cinco medios habían estado brindando una extensa cobertura de las protestas, a menudo a través de transmisiones en vivo por internet. Las autoridades allanaron las oficinas de Myanmar Now antes de que se anunciara la medida. El gobierno ha detenido a docenas de periodistas desde el golpe, incluyendo a un reportero de Myanmar Now y a Thein Zaw de The Associated Press, los cuales han sido acusados de violar una ley del orden público que conlleva una sentencia de hasta tres años de cárcel.

Las protestas nocturnas comenzaron después de que la policía acordonó una parte del vecindario Sanchaung de Yangón, y se cree que llevan a cabo inspecciones puerta por puerta en busca de aquellos que huyeron de los ataques de las fuerzas de seguridad para refugiarse en las residencias de solidarios desconocidos.

Las noticias de la situación se esparcieron rápidamente por las redes sociales, y la gente salió a las calles en vecindarios de toda la ciudad para mostrar su solidaridad con la esperanza de restarle presión a los manifestantes que son buscados, desafiando el toque de queda impuesto a partir de las 8 de la noche. En algunas calles se erigieron barricadas improvisadas con los materiales que hubiera disponibles.

En el distrito de Insein, los manifestantes tomaron cruces viales y entonaron consignas mientras golpeaban algunos objetos.

Las misiones diplomáticas de Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá y la Unión Europea emitieron comunicados en los que exhortaron a las fuerzas de seguridad a permitir que las personas atrapadas vuelvan a salvo a sus casas. A pesar de que todas han criticado severamente el golpe de Estado del 1 de febrero y la violencia policial, es poco usual que se emitan tales comunicados diplomáticos en conexión con un incidente específico.

Existe una enorme tensión provocada por las fuerzas de seguridad que rodean Kyun Taw Road en la demarcación de Sanchaung, Yangón. Hacemos un llamado a dichas fuerzas de seguridad a retirarse y permitir que las personas vayan a salvo a casa, indicó la embajada de Estados Unidos en un comunicado.