Inicia juicio sobre narco que salpica a presidente hondureño

El juicio contra un supuesto narcotraficante hondureño, en el cual el presidente hondureño Juan Orlando Hernández es considerado co-conspirador por parte de fiscales estadounidenses, arrancó el lu...

El juicio contra un supuesto narcotraficante hondureño, en el cual el presidente hondureño Juan Orlando Hernández es considerado co-conspirador por parte de fiscales estadounidenses, arrancó el lunes en Nueva York y se espera que dure dos semanas.

El juez Kevin Castel inició el proceso en la Corte del Distrito Sur de Nueva York diciendo que uno de los hijos del acusado, Geovanny Fuentes-Ramírez, amenazó a la pareja de uno de los testigos que testificará en el juicio.

Castel dijo que los fiscales estadounidenses del caso le enviaron una perturbadora carta informándole sobre las amenazas. El magistrado avisó que esa conducta puede ser considerada como obstrucción a la justicia y recibir un castigo severo. Ni Castel ni los fiscales mencionaron el nombre del hijo de Fuentes-Ramírez.

Por otro lado, Castel inició la selección de miembros del jurado, haciendo preguntas a más de 40 personas que se sentaron en una enorme sala del tribunal.

Fuentes-Ramírez apareció en la corte vistiendo una camisa azul clara, pantalones grises y una mascarilla blanca en la cara, como protección ante el COVID-19.

El juez Castel preguntó a los candidatos a jurado si hablaban español y les avisó que en el juicio se mencionarían a altos funcionarios del gobierno de Honduras.

¿Su opinión respecto a la cocaína afectaría su capacidad de ser imparcial en este juicio?, preguntó también el juez.

Se espera que Devis Leonel Rivera Maradiaga, exlíder del cartel de Los Cachiros, testifique en el juicio. El narcotraficante ha dicho a los fiscales del caso que el presidente Hernández obtuvo dinero a cambio de permitir el narcotrafico en Honduras.

Los fiscales han identificado al presidente hondureño como CC-4 una y otra vez en múltiples documentos judiciales, diciendo que fue el ganador de las elecciones presidenciales de Honduras celebradas en 2013. Sin embargo, hasta ahora no existe ningún proceso abierto contra él en Estados Unidos.

La semana pasada los fiscales pidieron al juez que se admitan en el juicio algunas fotografías que mostrarían a Hernández junto a dos personas que según los fiscales Jacob Gutwillig y Matthew Laroche están involucradas en el narcotráfico en Honduras. Portavoces de la fiscalía no revelaron la identidad de los dos supuestos traficantes.

Los fiscales consideraron en los documentos judiciales que es importante mostrar las fotografías en el juicio para demostrar que todos, incluido el presidente, se conocen y son partícipes de actividad criminal.

Hernández ha negado las acusaciones de forma repetida y ha dicho que se basan en mentiras hechas por narcos que buscan vengarse de él y reducir sus sentencias en Estados Unidos.