Tailandia acusa de sedición a más activistas

La fiscalía tailandesa presentó cargos de sedición contra 18 activistas prodemocracia el lunes. Tres de ellos fueron acusados también de injurias a la corona.

La fiscalía tailandesa presentó cargos de sedición contra 18 activistas prodemocracia el lunes. Tres de ellos fueron acusados también de injurias a la corona.

Los cargos de sedición, que pueden suponer hasta siete años de prisión, derivan de una marcha contra el gobierno el pasado septiembre, aunque los detalles sobre los supuestos delitos no estaban claros en un primer momento.

Los tres acusados de violar la ley de lesa majestad, que ilegaliza las críticas a miembros destacados de la familia real, eran Panusaya Sithijirawattanakul, Jatupat Boonpattararaksa y Panupong Jadnok.

Las autoridades tailandesas redoblaron su ofensiva legal contra los participantes en un movimiento de protesta liderado por estudiantes, que reclama la renuncia del primer ministro, Prayuth Chan-ocha, y su gobierno, así como enmiendas democráticas en la constitución y una reforma de la monarquía.

La última demanda es la más radical y controvertida, porque la monarquía apenas ha afrontado ningún escrutinio público y muchos la consideran como un pilar intocable de la identidad tailandesa. Los condenados por criticar o insultar a la realeza pueden recibir penas de hasta 15 años de prisión por cada delito.

El movimiento de protesta ha conectado con muchos tailandeses pero escandalizado a otros, especialmente monárquicos conmocionados por las críticas a la corona. El movimiento ganó fuerza el pasado verano pero remitió a finales de año por diferencias entre sus facciones y debido al repunte del coronavirus en Tailandia.

La fiscalía acusó el mes pasado de injurias a la corona a cuatro líderes de las protestas, a los que se negó la libertad bajo fianza.

Según el grupo Abogados Tailandeses por los Derechos Humanos, al menos 382 personas, incluidos 13 menores de edad, han sido acusados por las protestas. Al menos 60 de esas personas han sido acusadas de injurias a la corona.

___

El periodista de Associated Press Bill Bredesen contribuyó a este despacho.