Puigdemont promete seguir resistiéndose a ser extraditado

El expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont, promete seguir luchando contra la extradición a España si el Parlamento de la Unión Europea lo despoja de su inmunidad como legislador esta semana.

El expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont, promete seguir luchando contra la extradición a España si el Parlamento de la Unión Europea lo despoja de su inmunidad como legislador esta semana.

Puigdemont y dos colegas más obtuvieron escaños en el Parlamento Europeo en 2019, dos años después de huir de España por encabezar un fallido intento de secesión de Cataluña, que Madrid consideraba ilegal.

El lunes Puigdemont, junto con sus aliados Toni Comín y Clara Ponsatí, enfrentan una votación en el Parlamento Europeo sobre la posibilidad de levantar su inmunidad como legisladores, una medida que ha sido recomendada por la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento.

Nosotros contemplamos todos los escenarios, obviamente el de la retirada de la inmunidad, lo más probable, dijo Puigdemont a The Associated Press el sábado por la noche desde su residencia en Waterloo, Bélgica. Pero sabemos que no es la última etapa.

Levantar su inmunidad permitiría a España solicitar una vez más su extradición para ser juzgado como otros colegas separatistas que permanecieron en el país y fueron declarados culpables de sedición y uso indebido de fondos públicos en la intentona independentista de 2017.

Hasta ahora, los tribunales de Bélgica, Alemania y Gran Bretaña se han negado a entregar a Puigdemont y sus colegas por motivos de sedición como lo solicita Madrid. Las órdenes de arresto pendientes en España significan que serían detenidos de inmediato si intentaran regresar a casa.

Puigdemont asegura que su causa es compartida por otras minorías en las naciones europeas más grandes y que la cuestión es si se acepta o no la persecución política.

Si se acepta una persecución política, si las minorías políticas nacionales y los disidentes tenemos el mismo derecho que los demás a ser representados de hacer política, se estará votando eso, agregó el expresidente catalán.

En octubre de 2017, el gobierno regional de Puigdemont ignoró las advertencias de los principales tribunales españoles de que autorizar un referéndum sobre la independencia sería inconstitucional. El proceso siguió adelante y cientos de personas resultaron heridas en una represión policial el día de la votación. Los independentistas ganaron la votación por abrumadora mayoría.

Después de emitir una declaración de independencia que no tuvo ningún efecto práctico, Puigdemont huyó de España a Bruselas antes de que los fiscales pudieran emitir una orden de arresto.