FBI niega haber pedido a Dallas mantener en cargo a policía

El FBI negó haber haber solicitado a la policía de Dallas mantener en funciones a un agente que actualmente enfrenta dos cargos de asesinato mientras era investigado por los crímenes, aseveró el a...

El FBI negó haber haber solicitado a la policía de Dallas mantener en funciones a un agente que actualmente enfrenta dos cargos de asesinato mientras era investigado por los crímenes, aseveró el agente especial Michael DeSarno.

En ningún momento lo hicimos y no haríamos recomendaciones sobre retirarlo o dejarlo en su cargo, indicó DeSarno, a cargo de la oficina del FBI en Dallas, el viernes. En ningún momento les pedimos que lo mantuvieran en funciones.

La policía ha indicado que el agente Bryan Riser, quien fue arrestado el jueves bajo sospecha de haber ordenado la muerte de dos personas, permaneció como un oficial activo de patrullaje por más de un año después de ser implicado en los crímenes.

La exjefa de la Policía de Dallas, Renee Hall, quien dejó su cargo a finales de 2020, dijo el jueves a través de Twitter que la policía, en colaboración con el FBI, recomendó no poner bajo licencia a Riser. Hall escribió que esa medida habría puesto en alerta a Riser que era una persona que plantea dudas, lo que a su vez habría comprometido la investigación.

Después de los comentarios de DeSarno, Hall tuiteó que ella estaba siendo cuidadosa y concisa con sus palabras para proteger la pesquisa, y que la recomendación de no poner a Riser en licencia vino de la policía de Dallas.

Yo dije que los detectives estaban trabajando en colaboración con el FBI, pero debí señalar que la recomendación vino de la organización a cargo, el Departamento de Policía de Dallas, y no del FBI, escribió Hall.

El actual jefe de la Policía de Dallas, Eddie Garcia ”quien asumió el puesto el mes pasado_, dijo que alguien reveló a la policía en 2019 que había secuestrado y asesinado a Liza Saenz, de 31 años, y a Albert Douglas, de 61, por orden de Riser en incidentes separados en 2017. Garcia añadió que ninguno de los dos crímenes estaba relacionado con el trabajo policial de Riser, pero que los investigadores aún tratan de determinar los motivos.

Garcia no ha explicado por qué Riser fue arrestado cerca de 20 meses después de que el testigo ofreció su testimonio, y la policía se negó a responder otras preguntas sobre la tardanza.

Ambas víctimas fueron baleadas y sus cuerpos fueron arrojados al Río Trinity, de acuerdo con los investigadores. El cuerpo de Saenz fue recuperado, pero el de Douglas.

Riser permanecía encarcelado el sábado con una fianza de cinco millones de dólares luego de ser presentado ante la corte el jueves por la noche.