GB niega que traer vacunas de India afecte a países pobres

El ministro de vacunas de Gran Bretaña rechazó el viernes versiones de que el país recibirá vacunas contra el COVID-19 que debían ser para países pobres, e insistió en que las 10 millones de do...

El ministro de vacunas de Gran Bretaña rechazó el viernes versiones de que el país recibirá vacunas contra el COVID-19 que debían ser para países pobres, e insistió en que las 10 millones de dosis que llegarán desde India siempre tuvieron como destino el Reino Unido.

Nadhim Zahawi, en una entrevista con The Associated Press, confirmó reportes de que el Serum Institute of India, uno de los mayores productores mundiales de vacunas, iba a enviar a Gran Bretaña dosis de la vacuna creada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca.

Organizaciones no gubernamentales como Médicos Sin Fronteras han expresado preocupación de que los embarques del Serum Institute reducirían los suministros a países en desarrollo. Zahawi insistió en que no es así.

Nosotros, por supuesto, pedimos garantías a AstraZeneca y a Serum de que nuestras dosis no van a impactar su compromiso con los países de ingresos bajos y medios, dijo. Y ellos están poniendo unos 300 millones de dosis a disposición de países de ingresos bajos y medios. Ustedes han visto los arribos en Acra, Ghana, la semana pasada, y en Filipinas esta semana... y Costa de Marfil también. Y van a ver muchos más.

Gran Bretaña ha suministrado al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19 a 21 millones de personas, más de 30% de su población, y planea vacunar a todos los adultos para finales de julio. Con el fin de vacunar rápidamente al mayor número de personas posible, las autoridades de salud han recomendado que la mayoría de las personas reciban la segunda dosis 12 semanas después de la primera, en lugar de las cuatro estipuladas inicialmente. Dicen que una dosis sencilla ofrece un elevado nivel de protección, aunque se necesitan las dos para conseguir el beneficio completo.

Gran Bretaña ha adquirido los derechos de 457 millones de dosis de diversas vacunas, más del triple del total necesario para vacunar completamente a todos los habitantes del país. El primer ministro Boris Johnson se ha comprometido a donar las dosis excedentes a otros países, pero no ha estipulado fechas.