Un año atrás, Argentina detectó al paciente cero de COVID-19

Un empresario que había viajado a Milán por motivos laborales se convirtió hace un año en el paciente cero del nuevo coronavirus en Argentina.

Un empresario que había viajado a Milán por motivos laborales se convirtió hace un año en el paciente cero del nuevo coronavirus en Argentina.

Claudio Ariel Pazzi, quien el 3 de marzo de 2020 fue diagnosticado en una clínica de Buenos Aires, transitó sin mayores problemas la enfermedad que hasta ahora ha dejado más de 52.000 fallecidos y 2,1 millones de infectados en el país sudamericano,

El hombre había llegado el 1 de marzo a la capital argentina procedente de Barcelona. Antes, a mediados de febrero, había estado varios días en Milán -en ese entonces foco silencioso de la pandemia- visitando concurridas ferias y exposiciones de cueros sintéticos y materiales que comercializa para la industria nacional de la marroquinería.

Según contó el miércoles a la prensa, en la ciudad italiana no había protocolos vigentes, ni barbijos, ni alcohol en gel.

En el viaje en avión de regreso a Buenos Aires dormí cerca de 12 horas y cuando llegué al aeropuerto... sentí una transpiración muy rara, dijo Pazzi, de 44 años.

Luego presentó fiebre y una leve tos que lo instaron a acudir a una clínica de manera preventiva porque tenía todo arreglado para un viaje laboral a Brasil la semana siguiente.

Pazzi relató que una vez que informó de dónde provenía, los médicos le hicieron un hisopado que determinó dos días después que era positivo al COVID-19.

Me sentaron para explicarme que yo era la primera persona de Argentina diagnosticada con COVID-19. Yo no entendía nada porque me sentía bárbaro y ya pensaba en volverme a mi casa, afirmó Pazzi, quien recordó haber pedido pesas y una banda elástica para ejercitarse y su computadora portátil para trabajar durante su aislamiento.

El hombre rememoró que era medio raro tener la enfermedad cuando no se sabía qué era lo que te podía pasar pero se sintió tranquilo porque los médicos le aseguraron que su sistema inmunológico estaba muy bien.

Tras su alta médica el empresario no sufrió secuelas y atravesó toda la pandemia plasma para colaborar con investigaciones médicas.

Aunque han disminuido, aún hoy registra anticuerpos en su organismo, pero eso no evita que use mascarilla, entre otras medidas de prevención.

Con 2,1 millón de infectados, Argentina es el decimosegundo país con más casos de coronavirus y el decimotercero con más muertes registradas (52.192) del mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería en Sistemas de la Universidad Johns Hopkins.