Contratista de EEUU muere en ataque contra base en Irak

Un contratista estadounidense murió en un ataque con cohetes contra una base aérea que alberga a militares de Estados Unidos y de la coalición internacional en el oeste de Irak, informó el Pentág...

Un contratista estadounidense murió en un ataque con cohetes contra una base aérea que alberga a militares de Estados Unidos y de la coalición internacional en el oeste de Irak, informó el Pentágono el miércoles.

El contratista sufrió un episodio cardíaco cuando buscaba refugio durante el ataque y falleció poco después, indicó el vocero militar John Kirby. Añadió que ningún miembro de las fuerzas armadas resultó lastimado ni está desaparecido.

El ataque es el primero desde que Estados Unidos bombardeó a una milicia proiraní acantonada en la frontera entre Siria e Irak la semana pasada, matando a un miliciano y despertando temores de otro ciclo de violencia como el ocurrido el año pasado. Los sucesos del año previo culminaron en el asesinato del general iraní Qassim Soleimani en Bagdad mediante un dron estadounidense.

Hasta ahora nadie se ha atribuido el ataque del miércoles, ocurrido apenas dos días antes de una visita del papa Francisco, que ha sido cuestionada por temores de violencia y de contagio de coronavirus. La visita papal incluirá paradas en Bagdad, el sur de Irak y la ciudad de Irbil en el norte.

Los misiles hicieron impacto en la base Ain al-Asad en la provincia de Anbar temprano en la mañana, expresó el vocero de la coalición coronel Wayne Marotto. Kirby señaló que los cohetes vinieron desde el este de la base.

En el lugar, además de las tropas estadounidenses, hay danesas y británicas. Es la misma base que Irán atacó con una andanada de misiles el año pasado en represalia por la muerte de Soleimani. Varios militares estadounidenses sufrieron contusiones en ese asalto.

Las fuerzas militares iraquíes difundieron un comunicado afirmando que el ataque no causó pérdidas de gravedad y que los cuerpos de seguridad habían hallado el camión desde el cual fueron lanzados los misiles. Video del lugar muestra a un camión en llamas en medio del desierto.

El embajador británico en Irak, Stephen Hickey, condenó el ataque, indicando que debilita la lucha conjunta contra el grupo extremista Estado Islámico.

Las fuerzas de la coalición están en Irak para combatir al Daesh a solicitud del gobierno iraquí, recordó Hickey en un tuit, usando el acrónimo árabe para el grupo Estado Islámico.

Estos ataques terroristas perjudican el combate contra el Daesh y desestabilizan a Irak, agregó.

___

Kullab reportó desde Bagdad. El corresponsal Jan M. Olsen contribuyó desde Copenhague.